Economías de Nicaragua, Argentina y Ecuador serían las más afectadas de la región

El decrecimiento económico sería el protagonista para países como Nicaragua, Argentina y Ecuador este año en la región.

Valerie Cifuentes

En el listado de las tres economías de la región que están cumpliendo todas las señales que podrían hacer que estas finalicen el año con una caída en su crecimiento se encuentran Nicaragua, por su reciente crisis política y social; Argentina, por su bajo crecimiento, alta inflación, entre otros indicadores que lo han puesto en situación de “emergencia” y Ecuador, por su alto nivel de endeudamiento público, la caída de la inversión, entre otros.

En el caso de Nicaragua, de acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, son más de 300 muertos y alrededor de 2.000 heridos que ha generado la difícil situación política y social que atraviesa el país. Según denunció el organismo, ha habido desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y obstrucción del acceso a la atención médica, situación que ocurre en dicho territorio mientras protestas colectivas solicitan la salida de Daniel Ortega como presidente.

Esta crisis ha tenido un fuerte impacto en el comercio, turismo, agro, inversión y exportaciones. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el crecimiento económico del país sufriría un fuerte descenso al pasar de 4,9% en el 2017 a 0,5% para el 2018.

Argentina, no ha tenido sus mejores momentos, recientemente el presidente Mauricio Macri anunció una fase de austeridad y emergencia con el que se espera logre recortar el déficit presupuestario que le permita mantener la confianza de los inversionistas en que el país pagará su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) de US$ 50.000 millones, que al reducir sustancialmente los impuestos que pagaban el agro y las empresas mineras, entre otros factores, hizo que el Estado se desfinanciara, situación que llevó a cubrir dicho hueco con préstamos externos, que a la fecha se le esta dificultando cumplir.

A esto se suma que en el último año, el peso argentino ha perdido en valor contra el dólar, el 50%, situación que podría acelerar incluso más la inflación que ya ha pasado el 30%, seguido de una tasa de interés que llegó al 60%.

Para la Cepal, la proyección para la economía argentina este año es que su PIB se vea afectado al pasar de 2,9% en el 2017 a un decrecimiento de -0,3% en el 2018.

Una de las situaciones que inquietan a los observadores internacionales, en el caso de Ecuador, es que este tiene un alto nivel de endeudamiento público, de igual forma la caída de 0,5% de la inversión el 2017, situación para que las proyecciones de Cepal digan que la tasa de crecimiento caerá 1,5% este año.

Factores que podrían incidir en el bajo aumento de la economía de Ecuador son la caída de la producción total de crudo que acumuló un descenso de alrededor de 3,4% el año pasado, situación que afecta al país por el importante papel que juega el petróleo allí; la apreciación del dólar hace que el país pierda competitividad, dado que su economía esta dolarizada, entre otros.

Estas señales han hecho que el gobierno ecuatoriano le apueste a reducir el déficit y la deuda pública a través de mecanismos de austeridad, y a la búsqueda de aumentos en la recaudación tributaria.

TEMAS


América Latina - Economía argentina - Ecuador - Nicaragua