Tres ex trabajadores de Chase admiten fraude por US$4,8 millones

Reuters

Tres ex empleados de oficinas de JPMorgan Chase & Co en Nueva York se declararon culpables el lunes de usar las identidades de clientes puertorriqueños para presentar declaraciones de impuestos fraudulentas, dijeron autoridades de Estados Unidos.

Los tres fueron acusados en enero por fiscales federales de Manhattan de organizar dos esquemas fraudulentos separados entre 2006 y 2007 que costaron al Servicio de Impuestos Internos y al Estado de Nueva York unos US$4,8 millones.

Katherine Torres, de 52 años y una ex directora de la oficina de Chase en el municipio del Bronx en Nueva York, y Rosalind Smith, de 41 años y quien también trabajó en esa oficina, fueron acusadas del primer fraude, junto con otra persona contra quien los cargos aún están pendientes.
 
Judith Fulgencio, de 32 años y quien trabajaba en la oficina del Chase en el Yankee Stadium, fue acusada del segundo fraude.
 
Las tres se declararon culpables del cargo de conspirar para robar fondos del gobierno, dijeron fiscales. Ellas enfrentan una pena máxima de cinco años en prisión.
Steven Brill, abogado de Torres, dijo que ella había "aceptado la responsabilidad por lo que hizo". No fue posible contactar inmediatamente a los abogados de Fulgencio y Smith.
 
Un portavoz de JPMorgan rehusó realizar comentarios sobre el caso.
 
JPMorgan, cuyos US$2,29 billones de dólares en activos lo convierten en el mayor banco con sede en Estados Unidos, ha estado luchando por recuperar su reputación después de que acumuló una enorme cartera de derivados que registró pérdidas por casi US$6.000 millones.

 

TEMAS


Impuestos