Trump salva a Canadá y México de sus aranceles sobre importaciones de acero y aluminio

Reuters

Países del Tlcan quedan libres del cobro.

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

El Gobierno de EE.UU. dio a conocer finalmente los aranceles para importaciones de acero y aluminio que serán de 25% y 10%, respectivamente, y tendrán efecto en 15 días. La medida no aplicará para Canadá y México con quienes negocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan).

Canadá es el principal país exportador de acero y aluminio hacia Estados Unidos, con 16% y 41,52% de las importaciones respectivamente, mientras desde México se importa 9% del acero y 1,44% del aluminio que entra a EE.UU. Ambos países estarán exentos de la medida mientras logren ponerse de acuerdo en la renegociación del tratado.

El presidente Donald Trump, dejó la puerta abierta para que otros países puedan negociar exenciones dentro de los 15 días que faltan para que se haga efectivo el acuerdo y aseguró que analizará qué países “tratan adecuadamente” a EE.UU., teniendo en cuenta primero la seguridad nacional.
El presidente Trump adelantó que no habrá impuestos a quienes fabriquen su producto en EE.UU. y dijo: “si no quiere pagar impuestos traiga su planta aquí”. Además, aseguró que está en negociaciones con China y que “de una u otra manera” disminuirá el déficit que tiene EE.UU. con el país asiático.

Los nuevos aranceles afectan directamente a China y Rusia, dos de los principales exportadores de aluminio a EE.UU. con participación de 10,56% y 9,36% en sus importaciones, respectivamente. En cuanto a los más afectados por los aranceles al acero se encuentran Brasil, desde donde se realiza 13% de las importaciones, y Corea del Sur que representa 20%, según datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos del primer semestre de 2017.

LOS CONTRASTES

  • Carlos RonderosExministro de Comercio Exterior

    “Hay que estar muy pendiente de las medidas que tome en respuesta China que es un jugador muy importante en el comercio internacional”.


  • César FerrariProfesor de economía de la Universidad Javeriana

    “Por beneficiar a un segmento, el Gobierno de EE.UU. terminará arruinando al sector automotor, y de paso a otros sectores si se producen retaliaciones”

La Comisión Europea ha anunciado un paquete de contramedidas por valor de US$3.475 millones que podría aplicar a productos como las motocicletas Harley Davidson y marcas de jeans, entre otros. Si se miran las cifras, la medida significaría un valor de 0,69% del total de las importaciones de la Unión Europea (UE) desde EE.UU., que están cerca de los US$500.000 millones.

Sobre una posible guerra comercial, César Ferrari, profesor de economía de la Universidad Javeriana asegura que “esta medida no tiene nada bueno para EE.UU., el mal liderazgo lo está haciendo perder su posición en el mundo a pasos agigantados”.

Trump ha asegurado que la medida protege la industria estadounidense y es una acción por la seguridad nacional.

El impacto de la medida sobre los empleos de EE.UU.

George W. Bush ya había realizado un alza de impuestos similar en 2002. Esta fue de 30% sobre algunos productos de acero que costó 50.000 empleos en industrias productoras y 197.000 en industrias consumidoras del metal, según un informe citado por Bloomberg. La actual imposición de tarifas de Trump crearía 34.464 empleos en el sector, pero significaría la pérdida de aproximadamente 179.300 empleos en el resto de sectores, según un estudio de la firma consultora The Trade Partnership.

Andrés Venegas Loaiza
avenegas@larepublica.com.co

TEMAS


Donald Trump - Guerra Comercial Trump - Trump Economics - Acero - Aluminio