Ucrania, Siria e Irán, entre los temas que se tocarán en la reunión Putin y Merkel

Putin llegó el sábado por la tarde a Alemania, tras asistir a la boda de la ministra de Relaciones Exteriores de Austria, Karin Kneissl.

Reuters

El presidente ruso, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, se encontraron el sábado en las afueras de Berlín para tratar una serie de temas: desde los conflicto en Ucrania y Siria hasta la situación de Irán y un proyecto de gasoducto que Estados Unidos no quiere que se concrete.

En una presentación conjunta ante periodistas antes de la reunión, Merkel declaró que ambos países, pero en particular Rusia como miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, tenían la responsabilidad de tratar esos conflictos.

La canciller señaló que planeaba tratar temas de derechos humanos con Putin y hablar sobre sus relaciones, que tras la anexión de Crimea por parte de Rusia no pasan por su mejor momento. “Soy de la opinión de que los temas controversiales sólo se pueden tratar en y través del diálogo”, afirmó Merkel.

Ambos líderes manifestaron su preocupación por Siria y el sufrimiento de los refugiados tras un conflicto que ya dura siete años. Merkel también apuntó que esperaba discutir la situación de las fuerzas ucranianas y los separatistas en Donbass.

Sobre el proyecto Nord Stream 2, gasoducto bajo el mar Báltico que llevaría gas ruso a Alemania, Merkel señaló que Ucrania debería mantener un rol en el transporte de gas hacia Europa, y valoró el inicio de las conversaciones entre la Unión Europea, Ucrania y Rusia sobre el asunto.

Por su parte, Putin dijo a periodistas “me gustaría recalcar que lo principal es que el tránsito ucraniano (de gas) -que es tradicional para nosotros- cumpla con las demandas económicas (…) Nord Stream 2 es un proyecto exclusivamente económico”.

Estados Unidos está presionando a Alemania para que paralice las obras del gasoducto, con el argumento de que elevará la dependencia de Alemania de los envíos de energía desde Rusia.

Kiev teme que el gasoducto le permita a Rusia marginar a Ucrania del negocio de tránsito de gas, mientras que los vecinos de Alemania en Europa del este, preocupados por una mayor injerencia rusa, también han manifestado sus dudas sobre el proyecto.

Putin llegó el sábado por la tarde a Alemania, tras asistir a la boda de la ministra de Relaciones Exteriores de Austria, Karin Kneissl.

TEMAS


Alemania - Rusia - Europa - Siria - Irán