Un año después del terremoto, Japón todavía no se recupera del golpe económico

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Mañana Japón conmemora el primer aniversario del devastador terremoto de 9 grados en la escala de Richter y posterior tsunami que dejó a 19 mil personas muertas y a su economía estancada. Un año después, Japón lidia con una crisis energética y con márgenes de desaceleración que hace doce meses no se habrían previsto.

Aunque el país se ha reconstruido en tiempos récord, otros factores como la crisis de Europa han dificultado su regreso a la normalidad.

El gobierno japonés hizo todo lo que estaba a su alcance para no permitir que una recesión se extendiera más de lo esperado, aplicando medidas de estímulo monetario que incluían inyecciones de capital, exenciones de impuestos y unas tasas de interés de 0% por un tiempo.

Sin embargo, un año después, el Gobierno de Japón sigue presionando al banco central para que apoye aún más la recuperación económica, pero el organismo parece encaminado a mantener la política monetaria sin cambios.

Esta semana se conoció que el crecimiento de la tercera economía en su último trimestre del 2011 fue mejor a lo que se calculó en primera instancia: se contrajo 0,7% comparado con el mismo periodo de 2010, muy por encima del 2,3% anunciado al principio.

El año pasado, la economía pudo llegar a una expansión en el tercer trimestre pero factores externos lo impidieron.

'Ellos van bien. Su recuperación, que pudo haber sido más lenta por la crisis en Europa, fue mejor de lo esperado. Con los últimos datos conocidos se abre la expectativa de que le puede ir mejor', comentó Juan Camilo Rojas, analista de Correval.

'Además de soportar las consecuencias del terremoto, Japón sufrió mucho con la inundaciones de Tailandia, pues habían muchas plantas de las grandes empresas de tecnología que estaban ahí y estas son una parte importante del PIB', agregó

Por si fuera poco, luego del terremoto el yen japonés se revaluó por encima de su promedio y eso afecto a las exportaciones. El gobierno trató de intervenir, pero las medidas no tenían efectos deseados a largo plazo.

'Muchas cosas fueron arregladas muy rápido, pero de todas maneras en la última década la economía de Japón había estado muy estacionaria', dijo Marcel Hofstetter, director del departamento de economía de la Universidad de la Sabana.

'Hoy sigue estando en una situación de mucho estancamiento y no hay un sector que realce la economía. Todos están en su punto más alto', añadió.

Ahora bien, la economía japonesa depende mucho del estado de las finanzas en China, Estados Unidos y Europa, por lo que se espera que el crecimiento se mantenga positivo sin ser extraordinario.

El efecto de la crisis nuclear en el mundo
Después del terremoto del 11 de marzo, la crisis en el reactor nuclear de Fukushima creo nerviosismo internacional sobre el peligro de las plantas de energía nuclear. Como consecuencia, países como Alemania, Holanda y Bélgica abandonaron sus proyectos y se concentraron en buscar otras fuentes de energía.

Si bien alrededor de 50 países aún siguen utilizando la energía nuclear, los costos para mantener funcionando las plantas han subido. Aún así, la Agencia Internacional de Energía Atómica continúa su campaña para recordar a utilidad de este recurso.

Las opiniones

Juan camilo Rojas
Analista internacional de Correval

'Japón va bien. Su recuperación, que pudo haber sido más lenta por la crisis en Europa, estuvo mejor de lo esperado'.

Marcel Hofstetter
Director de economía de la Universidad de la Sabana

'Muchas cosas fueron arregladas rápido, pero de todas maneras en la última década la economía japonesa había estado estancada'.