Un rescate de España rondaría el medio billón de euros, según informe del Hsbc

Expansión

En el caso de que España acabara necesitando un programa de asistencia financiera similar al proporcionado a países como Portugal e Irlanda, el montante de dicho rescate podría superar los ?$450.000 millones, según calcula el banco británico HSBC, que, sin embargo, considera poco probable este escenario.

En concreto, los autores del informe de la entidad británica calculan que en el peor de los escenarios manejados España necesitaría unos ?$350.000 millones para cubrir el déficit presupuestario y los vencimientos de la deuda de los tres próximos años, a los que habría que sumar unos ?$100.000 millones para asistir al sector financiero.

Una suma de estas proporciones no podría cubrirse con el remanente del actual fondo de rescate (Feef), señala HSBC, aunque sí podría hacerlo el nuevo Mecanismo de Estabilidad Financiera (Mede), que entrará en funcionamiento en julio, ya que 'cualquier posibilidad de que España pidiera asistencia antes de esa fecha parece muy remota'.

'Nadie quiere ver llegar a España a la situación de necesitar un paquete completo de ayudas de la troika, ya que esto implicaría que la crisis de la eurozona ha entrado en una fase aún más preocupante', señalan los autores de un informe de la entidad británica sobre la economía española.

En este sentido, el informe de HSBC considera como el escenario más probable que, asumiendo que España se atiene al plan de reformas, antes de llegar al rescate se acabaría recurriendo a algún tipo de actuación combinada entre el BCE y el Feef, limitando así el riesgo de contagio a Italia.

Por otro lado, los analistas del HSBC apuntan que, si bien tradicionalmente el 7% es considerado un nivel insostenible para los intereses de la deuda a diez años, el bajo nivel de deuda pública permitiría a España afrontar tipos elevados durante un par de años, además de que actualmente se dispone de mecanismos previos para eludir un rescate.

No obstante, el informe de la entidad británica advierte que, desde una perspectiva doméstica, cualquier falta de cumplimiento fiscal por parte de las comunidades autónomas o nuevas sorpresas negativas sobre la actividad económica del país, que vendrían acompañadas de más titulares negativos sobre la banca, podrían intensificar la presión de los mercados.

TEMAS


España