Un tercer estímulo económico estaría cada vez más lejos, según minutas de la FED

Reuters

Los funcionarios de la Reserva Federal parecían menos predispuestos a lanzar una nueva ronda de estímulo monetario mientras la economía de Estados Unidos mejora gradualmente, según mostraron ayer las minutas del encuentro celebrado en marzo.Las autoridades de la Fed notaron recientes señales de un crecimiento levemente más fuerte, pero permanecieron cautelosos acerca de un repunte general en la actividad económica de Estados Unidos, centrándose en gran medida en una todavía elevada tasa de desempleo.

Sin embargo, las minutas sugieren que el apetito por otra ronda de estímulo, bajo la forma de un tercer alivio cuantitativo, ha disminuido de manera significativa.

Las minutas del encuentro de marzo señalaron que 'un par' de los funcionarios del comité de política monetaria consideraron que podría necesitarse un estímulo adicional si la economía perdiera impulso o si la inflación sigue demasiado baja por mucho tiempo.

Eso contrasta con el panorama pintado en la reunión de enero, ocasión en que según las minutas 'algunos miembros' vieron necesario un estímulo adicional, y otros pensaron que un estímulo podría requerirse si las condiciones económicas empeoraban.

'Las minutas echaron agua en la resucitada idea de que una tercera ronda de alivio cuantitativo aún estaba en la mesa de discusión', comentó Clark Yingst, analista en jefe de mercado de la firma Joseph Gunnar & Co. en Nueva York.

La semana pasada el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dio un discurso a economistas de negocios en el que advirtió acerca de los riesgos de que el desempleo a largo plazo podría llevar a un prolongado malestar económico en Estados Unidos.

Los inversores interpretaron los comentarios como que Bernanke sugería que estaba inclinado hacia una tercera ronda de compra de bonos.