Unilever eligió a Holanda como su sede en lugar de Reino Unido en anticipación al Brexit

la medida no afectará a los 10.400 empleados que la multinacional mantiene en Reino Unido y Países Bajos.

Diario Expansión

El propietario de marcas como los jabones ‘Dove’ y considerado el segundo mayor anunciante a nivel mundial, ha decidido poner fin a la estructura dual anglo holandesa que mantenía desde 1930 y pasará a ser una única empresa bajo legislación de Países Bajos.

El gigante de los productos de consumo pasará a tener su sede central en Rotterdam, aunque la medida no afectará a los 10.400 empleados que la multinacional mantiene en Reino Unido y Países Bajos.

Asimismo, la compañía explicó que reorganizará su actividad en tres divisiones de negocio, incluyendo una unidad de belleza y cuidados personales, así como otra de hogar, cuyas oficinas centrales estarán en Londres, garantizando así una inversión anual de alrededor de US$1.130 millones, además de una tercera división de alimentación y refrescos, cuya sede seguirá siendo Rotterdam.

El control de Unilever desde la formación de la compañía en 1930 correspondía a dos empresas cotizadas independientes, una holandesa (N.V.) y otra británica (PLC), cuya gobernanza se desarrollaba mediante “complejos acuerdos” para equilibrar la paridad entre los derechos económicos de los accionistas respectivos.

Las acciones de la sociedad holandesa representan 55% del capital social de Unilever y se negocian con mayor grado de liquidez que las de la sociedad británica, indicó la compañía, que introducirá una “única sociedad holding con una única clase de acciones y liquidez global que estará domiciliada en Países Bajos”.

Unilever indicó que tras los cambios introducidos buscará la cotización “premium” en la Bolsa de Londres, así como en el Euronext de Amsterdam y la Bolsa de Nueva York, señalando que a raíz de la simplificación de la estructura de la compañía los accionistas de la sociedad británica y de la holandesa compartirán el dividendo y la distribución de intereses en la nueva compañía holding y en la misma proporción que antes.

“Nuestra estrategia y los objetivos financieros para 2020 no se cambiarán por la simplificación de la estructura corporativa”, precisó la multinacional, que confía en mantener sus calificaciones crediticias, añadiendo que la deuda garantizada actualmente por las sociedades británica y holandesa seguirá beneficiándose de este convenio junto con, a su debido tiempo, una garantía proporcionada por la compañía holding holandesa.

Unilever indicó que actualmente cuenta con 7.300 empleados en Reino Unido y 3.100 en Países Bajos, subrayando que los cambios estructurales anunciados no afectarán a estos trabajadores.

“El consejo cree que el cambio a tres divisiones y la simplificación de nuestra estructura corporativa creará una compañía más ágil, simple y enfocada con mayor flexibilidad estratégica”, declaró Marijn Dekkers, presidente de Unilever.

“Nuestra decisión de que las sedes de las divisiones se repartan entre Reino Unido y Países Bajos subraya nuestro compromiso a largo plazo con ambos países”, añadió.

TEMAS


Unilever - Brexit - Reino Unido - Países bajos