Venezuela podrá endeudarse con China hasta en US$8.000 millones

Reuters

La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó el martes una enmienda al acuerdo que rige un multimillonario endeudamiento entre Caracas y Pekín, lo que permite al país sudamericano incrementar el monto de los créditos recibidos, que son pagados con petróleo y derivados.

Ambos países han expandido su cooperación comercial en los últimos años, impulsada por la alianza política entre los presidentes Hugo Chávez y Hu Jintao, así como por los crecientes financiamientos que el Banco de Desarrollo de China (BDC) ha otorgado al gobierno venezolano desde el año 2007.

"Las partes confirman que el Fondo Conjunto Chino-Venezolano es una estructura marco de recaudación de fondos por un monto total de 12.000 millones de dólares estadounidenses", dice la enmienda del convenio.

"Esto nos garantiza el acceso a nuevo financiamiento (…) Firmo esto para que ya sea ley", dijo Chávez.

El documento enmendado entrará en vigencia apenas sea publicado en la Gaceta Oficial.

La modificación legal permite al Gobierno de Chávez recibir hasta 8.000 millones de dólares en financiamientos renovables del BDC, el doble de los 4.000 millones de dólares permitidos en el acuerdo original, firmado en el 2008.

Por cada tramo de 4.000 millones de dólares que China le entrega a Venezuela, el país sudamericano aporta otros 2.000 millones de dólares, lo que eleva a 12.000 millones de dólares la capacidad de un fondo binacional orientado a obras de infraestructura con participación de empresas chinas.

"Hemos demostrado que el fondo es viable (…) Son proyectos que en el mediano plazo darán resultados positivos. Parte del crecimiento económico que generó Venezuela en el primer trimestre de este año se debe al incremento del sector construcción, que es impulsado también por este fondo", dijo el diputado oficialista Ramón Lobo.

Tanto este como otros créditos firmados entre Venezuela y China -en 2010 ambas naciones firmaron una línea de crédito por 20.000 millones de dólares adicionales- contemplan el pago con petróleo, lo que compromete la caja de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), al no cobrar los barriles en efectivo.

Los créditos otorgados hasta ahora por China a Venezuela ascienden en total a unos 32.000 millones de dólares, según cifras oficiales.

Venezuela suministra a China unos 430.000 barriles por día (bpd) de crudo y fuel oil en pago de los préstamos vigentes y, según datos del Ministerio de Energía, el valor de los despachos sumó 27.809 millones de dólares al cierre del 2011, de los cuales buena parte se destinó al pago del servicio de deuda.

La oposición ha criticado fuertemente este tipo de acuerdos, al considerar que son opacos y que afectan el principio de unidad del Tesoro nacional, pues las obras se financian a través de fondos paralelos que no son autorizados por el Parlamento.

"El peor ciego es el que no quiere ver. El ministro (de Energía, Rafael) Ramírez dice que este Fondo le está dando pérdidas a PDVSA de más de 12.000 millones de dólares. La ley aprobada por este parlamento dice que está prohibido hacer este convenio", sostuvo el diputado opositor Julio Montoya.

De cara a las cruciales elecciones presidenciales del 7 de octubre, analistas esperan un fuerte incremento del gasto público, luego de que Chávez autorizara este año eliminar el techo del endeudamiento público permitido, lo que abre las puertas a una fuerte actividad crediticia este año.

La deuda pública interna y externa venezolana continúa creciendo rápidamente para llegar a 79.290 millones de dólares en la actualidad, según cifras oficiales.

Aunque en años anteriores el Gobierno y la estatal PDVSA han incrementado su deuda mediante frecuentes emisiones de bonos denominados en dólares, analistas consideran que la curva de títulos está comenzando a saturarse, lo que lleva al país miembro de la OPEP a solicitar créditos a países aliados.           (Reporte adicional de Helen Popper y Mario Naranjo)
 

TEMAS


Venezuela