Visita oficial de Obama será la oportunidad para concretar temas en agenda bilateral

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

La visita oficial que realizará el presidente norteamericano Barack Obama, después de la Cumbre de las Américas sería un gesto de apoyo para Colombia y una oportunidad para puntualizar temas como el Tratado de Libre Comercio y el futuro del Plan Colombia.

El presidente Juan Manuel Santos anunció el miércoles que Obama decidió extender su estadía en Cartagena para realizar una visita oficial. Sin embargo, la Casa Blanca aún no ha hecho ninguna confirmación de su agenda.

'No solamente viene, sino que se va a quedar más tiempo. Viene a una visita bilateral con Colombia', fue la revelación del Presidente quien se abstuvo de ahondar en más detalles.

'Nosotros somos un aliado de mediana importancia para Estados Unidos. Esta será una visita protocolaria a su amigo en una región en la cual ya no tiene muchos amigos', dijo Jairo Velázquez, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Externado.

Si bien el presidente Santos no dio detalles sobre los temas que se discutirán en la reunión con Obama, los analistas, coinciden en que una discusión que no puede faltar es la implementación del TLC.

'Los temas para hablar entre los dos países son pocos. Pueden ser el proceso de implementación del TLC y el Plan Colombia, no veo mucho más que eso', comentó Velázquez.

Si bien los procesos de desarrollo del TLC siguen su curso, uno de los puntos a tratar entre los jefes de Estado, podría ser de qué forma se pueden acelerar.

De hecho, el Gobierno colombiano anunció el miércoles que presentará el próximo martes un proyecto de ley con carácter de urgente ante el Congreso para acelerar el tratado.

Al respecto, el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, señaló que el objetivo era que esa ley, que se tramitaría en las comisiones segundas esté vigente antes de la Cumbre de las Américas en abril.

Pero una aceleración del tratado no necesariamente sería bueno para Colombia. Para el economista Diego Guevara Fletcher, no se puede presionar mucho por el comienzo del TLC, pues 'la premura solo trae benéficos inmediatos para Estados Unidos porque ellos sí están preparados desde ahora'.

'Nosotros no estamos preparados para acelerar el proceso, pues todavía nuestra infraestructura está muy débil y no hemos tenido las adecuaciones tecnológicas pertinentes en las industrias', añadió.

Séptimo presidente en visita oficial
Con su arribo al país, Barack Obama sería el séptimo presidente de Estados Unidos que hace una visita oficial a Colombia. Cuatro de las últimas han coincidido con el mismo número de mandatarios más recientes.

El último fue George W. Bush, quien en marzo de 2007 se reunió por segunda vez por unas horas con el presidente Álvaro Uribe en Bogotá. En esa ocasión, los dos mandatarios discutieron el Plan Colombia y el acuerdo del TLC. Bush también visitó Cartagena en 2004.

Antes de esto, los presidentes Bill Clinton y Andrés Pastrana se habían reunido, también en la ciudad caribeña, en agosto del año 2000.

George Bush, padre, también tuvo oportunidad de reunirse con el entonces presidente Virgilo Barco, en una corta visita que realizó a la misma ciudad en 1990.

Antes de esto, Ronald Reagan (1982), John K. Kennedy (1961) y Franklin D. Roosevelt (1934), habían tocado ya suelo colombiano.

Con la visita de Obama, los presidentes demócratas ganan la ventaja contra los republicanos, después de estar empatados tres y tres, en las visitas oficiales a este país.

Las visitas de las máximas autoridades de Estados Unidos siempre están acompañadas por sendos operativos de seguridad y este año no será la excepción.

Las consejeros de seguridad de la presidencia llegaron a Cartagena desde el mes pasado para organizar a las agencias de seguridad del Estado. Se espera que este año la vigilancia sea mayor que en otras ocasiones pues, por un lado, se protegerá a otros mandatarios, y por otro, es la primera vez que el estadounidense pasa la noche en un país suramericano desde que tomó su juramento en 2009.

Rafael Correa no asistirá a Cumbre en protesta
La estrategia diplomática del gobierno de Juan Manuel Santos frente a la crisis que generó la negación de los países del Alianza Bolivariana para las Américas (Alba) a asistir a la Cumbre de las Américas fue exitosa excepto en un punto. Ayer el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció que no asistirá a la reunión en Cartagena en señal de protesta por no extendérsele una invitación a Raúl Castro.

Sin la asistencia de Correa los presidentes que participarán en la Cumbre son 33, ahora que los presidentes de los demás países del Alba, en especial, Nicaragua, Daniel Ortega, de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Hugo Chávez, ya confirmaron su asistencia. Morales, por su parte, en su visita oficial a Colombia, aceptó clausurar la Cumbre Social con la que termina el encuentro.

Aún así se espera que uno de los temas de discusión dentro de la Cumbre sea la participación del país comunista en las próximas reuniones de mandatarios.

Las opiniones

Jairo Velázquez
Internacionalista de la Iniversidad Externado

'Nosotros somos un aliado de mediana importancia para Estados Unidos. Pero esta será una visita protocolaria a su aliado en la región en la cual ya no tiene muchos amigos'

Diego Andrés Guevara
Profesor de economía de la Escuela de Ingenieros
'No estamos preparados para acelerar el TLC, pues todavía nuestra infraestructura está muy débil y no hemos tenido adecuaciones tecnologicas pertinentes en las industrias'.

TEMAS


Barack Obama