Volkswagen: Trump todavía no ha impuesto aranceles a los fabricantes europeos

Reuters

La industria del automóvil se ha visto salpicada por la amenaza de Donald Trump de imponer una tasa arancelaria del 25% a las exportadoras de hierro y aluminio (10%) a Estados Unidos.

Expansión

Lo que en un principio se vio como una medida proteccionista hacia China, pronto viró bruscamente hacia Europa, estallando la batalla comercial.

El consejero delegado del grupo Volkswagen, Matthias Müller, dijo ayer durante el evento previo al Salón del Automóvil de Ginebra al ser preguntado por una periodista de la cadena de televisión americana CNBC, que lo dicho por Donald Trump es todavía “un rumor” y que “las reglas [comerciales] todavía no han cambiado”.

Para el grupo Volkswagen, Estados Unidos no es su principal mercado, pero sí que añade 675.000 vehículos al año a sus 10,72 millones.

En este sentido, la multinacional de componentes de automoción española Gestamp se encuentra a la expectativa, dado que sus principales ingresos proceden del suministro de piezas de acero y aluminio a los fabricantes de automóviles.

Norteamérica supuso unos ingresos netos de 1.482 millones de euros para la compañía vasca el año pasado, un 4,1% menos que en 2016. No obstante sigue siendo su segunda región en importancia tras Europa.

El 18% del total de los 8.201 millones que facturó la compañía de componentes de automoción en 2017.

La multinacional española de componentes que ha dicho que pretende eleva su cifra de negocio en China, va allí donde están sus clientes y en EEUU trabaja con los tres grandes, Ford, FCA y General Motors.

Brexit
Desde el punto de vista de los fabricantes de las marcas premium, “los clientes estarían dispuestos a pagar un 10% más”, explica Andy Palmer, consejero delegado de Aston Martin, tanto en el Reino Unido por el Brexit como ante una posible subida de las tasas en EEUU a los vehículos procedentes de Europa.

De la misma opinión es Ralph Spteth, consejero delegado de Jaguar Land Rover que acaba de lanzar al mercado un todocamino 100% eléctrico que en España cuesta a partir de 79.100 euros.

O Rupert Stadler, máximo ejecutivo de Audi, quien cree que no afectaría por igual a todos los fabricantes, saliendo menos perjudicadas las marcas premium y de lujo.

Sin embargo, todos ellos prefieren que el statu quo permanezca invariable tanto en las relaciones comerciales entre EEUU y la UE como entre Reino Unido y la UE, aunque en este último caso asumen que los ciudadanos británicos votaron “no” a estar en el mercado único europeo.

TEMAS


Volkswagen - Aranceles - Aluminio - Acero - Comercio - Guerra Comercial Trump