Wall Street abre en alza tras datos de ventas minoristas en Estados Unidos

Reuters

Las ventas de los minoristas estadounidenses subieron en julio por primera vez en cuatro meses, al aumentar ampliamente la demanda por una serie de bienes, desde autos a equipos electrónicos.

Las acciones subían el martes en la apertura de Wall Street tras datos que mostraron que las ventas minoristas aumentaron más que lo previsto, sugiriendo que los consumidores habrían vuelto a gastar y podrían alentar el crecimiento económico, lo que a su vez aliviaba temores de los inversores a una desaceleración.

El promedio industrial Dow Jones subía 46,61 puntos, o un 0,35 por ciento, a 13.216,04 unidades, mientras que el Standard & Poor's 500 ganaba 4,62 puntos, o un 0,33 por ciento a 1.408,73 puntos.

En tanto, el Nasdaq Composite subía 10,39 puntos, o un 0,34 por ciento, a 3.032,91 unidades.

Suben ventas minoristas de EEUU en julio

Las ventas subieron un 0,8 por ciento el mes pasado, dijo el martes el Departamento de Comercio.

La cifra representó el mayor avance desde febrero y estuvo muy por encima de las expectativas de los analistas. Los economistas consultados por Reuters esperaban que las ventas subieran un 0,3 por ciento en julio.

El informe fortalece la visión de que la desaceleración del crecimiento económico durante el segundo trimestre habría sido temporal y podría reducir las posibilidades de que la Reserva Federal lance una nueva ronda de estímulos monetarios para apuntalar a la economía.

Además, da algo de alivio al presidente Barack Obama, cuyas esperanzas de ser reelecto se han visto obstaculizadas por la debilidad del mercado laboral. Su rival republicano, Mitt Romney, está concentrando su campaña en las críticas a Obama por su manejo de la economía.

"El informe sugiere que la economía estadounidense sigue creciendo, aunque a un ritmo lento. Los números reducen la posibilidad de que la Fed tome medidas en su próximo encuentro", dijo Vassili Serebriakov, estratega de Wells Fargo en Nueva York.

La creación de empleo en Estados Unidos se desaceleró drásticamente en el segundo trimestre, golpeada por un bajo crecimiento económico. En julio, la apertura de puestos de trabajo levantó velocidad, pero aún así la tasa de desempleo subió a un 8,3 por ciento.

En una señal de mejoría en el gasto del consumidor durante julio, la llamada medición subyacente de las ventas minoristas -que excluye autos, gasolina y materiales para la construcción-, subió un 0,9 por ciento, en su mayor alza desde enero.

Las ventas de automotores y sus partes subieron un 0,8 por ciento el mes pasado. La demanda por electrónicos y electrodomésticos creció un 0,9 por ciento, mientras que las ventas de materiales para la construcción y de gasolina en las estaciones de servicio aumentaron un 1,0 y un 0,5 por ciento, en cada caso.

Sin contar autos, las ventas subieron un 0,8 por ciento.

El dato se sintió de inmediato en los mercados, donde los futuros de las acciones de Wall Street ampliaron sus ganancias, al igual que el dólar y el euro frente al yen.