Con $40.000 millones Manizales busca un acueducto redundante

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Aunque lo que le espera a Colombia es un fenómeno de El Niño que puede ser severo, es decir una fuerte ola de calor, según lo ha dicho el mismo Gobierno, el acueducto de la capital de Caldas empezó a prepararse para enfrentar futuros períodos de lluvia extremos, como el vivido en 2011, y no repetir la historia de aquellos días de la Manizales sin agua.

La lección debe quedar aprendida y por ello un punto clave es lograr la redundancia del sistema de acueducto, proyecto que Aguas de Manizales, firma operadora del servicio, empezó a ejecutar y estima, en inversiones de corto plazo para reducir los niveles de riesgo por eventos catastróficos, en $40.000 millones.

La redundancia consiste en tener dispuestos varias alternativas o planes B al sistema principal que permitan, en un momento de una contingencia, entrar en operación sin que el servicio se interrumpa. Eso era, precisamente, lo que no tenía disponible Manizales cuando ocurrió la avalancha que se llevó los tubos de la única planta (Luis Prieto) que surtía a la ciudad de agua potable. El gerente de Aguas de Manizales, Juan David Arango, indicó que las inversiones en la redundancia del acueducto están dirigidas a repotenciar la otra planta (Niza) y aumentar su capacidad de producción de 600 litros por segundo a 1.200; a construir cruces subfluviales, es decir, tubería por debajo del lecho de los ríos; un sistema de bombeo para aumentar el agua hacia Niza, conexiones entre las plantas, obras de protección, reparación de redes, elevación de tuberías, etc.

'Todo permite que si sale, por algún problema, la planta Luis Prieto, Niza estará en capacidad de atender todo el mercado y viceversa. Hoy, por ejemplo, si falla Luis Prieto, Niza no puede abastecer toda la ciudad como ocurrió el martes pasado que por un problema de energía en la Luis Prieto buena parte de la ciudad quedó desabastecida', dijo. Arango indicó que de esas inversiones Aguas de Manizales está colocando $27.000 millones, pero restan $13.000 millones que espera obtener del Gobierno Nacional. 'La empresa está haciendo y financiando los diseños de los cruces subfluviales. Esperamos que el Gobierno aporte los recursos para la construcción de dichos cruces que son fundamentales para la redundancia del sistema y reducir los valores de riesgo ante contingencias. Quedaríamos mejor preparados' sostuvo.

¿Y del fenómeno de El Niño?
La otra tarea que tiene pendiente Aguas de Manizales es preparar el acueducto ante circunstancias extremas de calor. Para finales de este año se espera un fenómeno de El Niño y aunque la capital de Caldas, históricamente no ha tenido racionamientos de agua por temporadas de sequía, el gerente de la firma, Juan David Arango, señaló que ante la incertidumbre del evento climático es difícil hacer un pronóstico. 'Tenemos 10 concesiones de aguas aprobadas, de las cuales utilizamos entre 6 y 7. Uno podría decir que con las que restan quedamos cubiertos. Pero estamos en cambios climáticos extremos y no se sabe qué tan intenso será el verano. Ya iniciamos la tarea de buscar otras fuentes más lejanas para empezar a bajar riesgos por calor', dijo.