Concesión Villeta-Manizales reviviría Túnel de Cocoló y habría más peajes

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

La nueva concesión anunciada por el Gobierno Nacional esta semana entre Manizales y Villeta, de unos 200 kilómetros, revivió una vieja propuesta luchada por los caldenses para mejorar la conectividad entre esta capital cafetera y Bogotá: la construcción del Túnel de Cocoló de unos 6 kilómetros que cruza la serranía del mismo nombre entre Honda y Villeta. Su costo sería de $350.000 millones.

Aunque la estructuración de la concesión, cuyo costo se ha estimado en $2 billones, está en proceso, y según dijo el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, la licitación saldría en agosto o septiembre de 2013, el túnel puntea entre las alternativas propuestas para superar fallas geológicas y acortar camino entre Manizales y Bogotá. Pero Andrade dejó claro que hay otra propuesta de una empresa privada que sería más económica.

Sin embargo, para el investigador y profesor de la Universidad Nacional sede Manizales, Gonzalo Duque-Escobar, el aporte de Cocoló a la concesión Villeta-Manizales está en el costo beneficio de lo que considera debe ser una trasversal paralela al Túnel de La Línea. 'Cocoló ahorra 26 kilómetros de recorrido, es decir, es casi un 300% más eficiente que el mismo Túnel de La Línea. Pero esa solución no se puede ver aislada sin entender qué pasará en el cruce de la cordillera central. Por ello hay que complementarlo con otro túnel largo', dijo. Este es el Túnel Cumanday de 24 kilómetros entre Sabinas y Herveo, también propuesto en Caldas, que reduce la distancia Mariquita- Manizales a una hora.

El Gobierno ha dicho que el trayecto de la concesión se está estructurando y entre las especificaciones técnicas proyectadas, según el ministro de Transporte, Miguel Peñaloza, están que debe tener 6% de pendiente como máximo, 230 metros de radio de curvatura y permitir velocidad promedio de 80 kilómetros por hora. 'Es una vía entre viaductos y túneles para hacerla más estable y eludir fallas geológicas', agregó.

También señaló que se licenciará y se diseñará en doble calzada con carriles de sobrepaso, pero se construirá inicialmente en calzada sencilla para activar la segunda en la medida que lo justifique el tráfico. Lo que sí es cierto es que el Gobierno no se enfrenta a cualquier concesión. Este es uno de los trayectos nacionales más complejos del país por su topografía montañosa que lo ha hecho vulnerable a los eventos invernales. Es hoy la única vía alterna a La Línea para conectar el centro del país con Buenaventura. De ser una realidad, los manizaleños tendrían a Bogotá a 4 horas y quedarían conectados con la Ruta del Sol. Por ahora entre Manizales y Honda se están invirtiendo $213.000 millones en rehabilitación y mejoramiento de la vía.

Claves para la financiación de la concesión
El presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, señaló que la concesión Villeta-Manizales será una de las más importantes del país y su costo oscila entre los $1,5 y $2 billones. Aclaró que dentro del esquema de concesión una parte de la financiación sale de peajes. 'Habrá más peajes en la vía. El privado consigue la plata, en función de eso construye y se va repagando con los peajes. Si no alcanza, como ocurre en la mayoría de esas grandes obras, el Gobierno pone recursos', agregó. También se explora aplicar en algunas zonas impuestos por valorización pero eso requiere de una ley.