‘Desde 2013 se verán cambios en la ciudad’, Directora del IDU

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

A pesar de que la ciudad necesita cambios fundamentales en términos de infraestructura, María Fernanda Rojas, directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), aseguró que solamente desde 2013, con $6 billones para ejecutar (sin tener en cuenta el sistema férreo), se podrán empezar a ver mejoras y obras en Bogotá. Así mismo, destacó que ella no abandonará el barco como varios de sus colegas lo han hecho en estos 8 meses de gobierno del alcalde, Gustavo Petro.

Diferente a otras ciudades del país pareciera que en Bogotá no se está trabajando en obras importantes…

El primer año de ejecución en una alcaldía tiene unas características y es que uno llega y recibe un Plan de Desarrollo que tiene unas metas y una plata para unos rubros y hay cosas que uno no puede cambiar ni tocar. Es en el segundo o tercer año los fuertes en la ejecución.

Las obras más importantes están en el Plan de Desarrollo, yo diría que en la infraestructura hubo un punto de inflexión urbana en la época de Enrique Peñalosa, hubo un boom de obras, y se cambiaron las orientaciones de la infraestructura; en esta administración sucederá lo mismo.

Da la sensación de que los contratistas y operadores son los que hacen salir a los funcionarios ¿Usted va a renunciar como sus colegas?

No. Tengo un compromiso con la ciudad. Es un trabajo de 17 horas al día, es un sacrificio físico, emocional. A veces ni se disfruta de algunas cosas. Yo me quedo como los músicos del Titanic, pero que no se hundirá, este es un barco con muchos proyectos.

¿Cuáles son algunos de los proyectos?
Empezaremos por el cable en Ciudad Bolívar, buscamos en esta fase final del año licitar para el otro, recibir los diseños en detalle del cable y empezar la construcción. Viene la segunda fase de valorización, obras fundamentales para la ciudad. Vamos también a empezar con los diseños de la Troncal de la Avenida Boyacá.

¿Qué se ha hecho hasta hora?
Nosotros ya entregamos el puente de la calle 26 con carrera séptima. Destrabamos el Cantón Norte, una obra que lleva 17 años aprobada y no se ha realizado (acuerdo 29 del 95) y que va a solucionar la movilidad de la 11, y ya se sacó la licitación del metro de la interventoría de los diseños.

¿Y el metro pesado?
El proyecto del metro sigue avanzando, esperamos que en unos 15 días salga la definición del Banco Mundial (BM) para hacer los estudios de ingeniería básica detalle del metro pesado. Se demoraría 15 meses el estudio, una vez firmado el contrato, y al final del próximo año se realizará el proceso de licitación. En el 2014 esperamos que estemos abriendo el hueco para hacer el metro pesado, que está hoy a cargo del IDU.

¿Se proyectan nuevas vías?
Eso está plasmado en las obras de valorización que vienen en camino. Nosotros tenemos el desafío de mostrarle a la ciudad que las podemos ejecutar bien, a diferencia del proceso anterior que fue realmente tan traumático. Hoy tenemos contratos caducados, lo que es un lío.

¿Qué ha pasado con la licitación de la llegada del Transmilenio hasta Eldorado?
Había unos diseños de hace años porque el Distrito sí había trabajado el tema. Lo que pasó en un momento es que se había proyectado que esa parte la construyera Opain como parte de la concesión. Luego hubo una advertencia de la Contraloría que decía que la concesión no podía tener gastos adicionales o 'adhesiones', una línea de la Contraloría General de la Nación ha dado para todos los contratos del país, entonces no se pudo hacer por ese camino. Los diseños de aquel momento hoy en día no sirven, porque hubo cambios.

¿Qué pasa ahora?
Desde la carrera 97 al Aeropuerto, es terreno nacional. Los pliegos los ejecuta el IDU, pero los diseños están revaluados por Opain. De acuerdo con sus diseños se están proponiendo fases constructivas que sean armónicas. Se está planeando un deprimido, para carga, por ahora. Este año tenemos que sacar la licitación.

¿Y las estaciones de Fase III cómo van?
Ya las entregamos entre el 16 de mayo y el 9 de junio. Nos quedan pendientes partes como lo adyacente al predio de Apel, un litigio que llevaba años, en el que había una presión para que eso finiquitara, pero nos mantuvimos. Ahí hay que hacer la vía de los pasos de los mixtos que no afecta el paso de Transmilenio (TM).

¿Qué hace falta para que entren en funcionamiento?
El traspaso se está finiquitando con TM. La idea es que ellos le entreguen al operador para que haya instalación del sistema de recaudo. Nosotros entregamos con energía eléctrica en todas las estaciones y el operador pasa la fibra óptica e instala los sistemas.

Pareciera que en Bogotá no entregan bien las obras…
Cuando ustedes ven que se vuelve a romper es porque nosotros exigimos al contratista arreglar, ya que consideramos que no está bien hecho. En eso todos los costos los debe asumir el contratista, no el Distrito.

¿Y los contratos de la séptima cómo se van a solucionar?
Esa es la decisión que se debe tomar con el Alcalde, una vez se reintegre.

¿Qué quisiera que pasara con ese corredor?
Lo que está en el Plan de Desarrollo, un proyecto férreo, de metro ligero. Arrancaría en el 20 de julio y llegaría a la 170. Ya TM está trabajando el diseño junto con la CAF para trabajar la ingeniería de detalle.

Conflicto con Pijao por calle 98 terminaría en otras instancias
De acuerdo con María Fernanda Rojas el hundimiento de la calle 98 con carrera 11 podría irse a otras instancias para decidir qué pasará con las redes que se dañaron en el sector y quién le responderá a los habitantes. Actualmente, se están realizando las pruebas de peso con volquetas a lado y lado de la vía para evaluar si presentan oscilaciones o se puede reabrir. El 21 de agosto se conocerían los resultados. De encontrarse unos resultados negativos que muestren que la vía no se puede reabrir. 'La empresa Pijao debe responder por arreglo de redes y de vías. Si no hay un acuerdo se tiene que ir a otras instancias'.

TEMAS


Bogotá