El sistema integrado de transporte Metrolínea tiene 40 buses parqueados por no tener licencia

Adriana Ruiz Herrera - aruiz@larepublica.com.co

Con la posibilidad de llegar a Piedecuesta y otros sectores de Bucaramanga y su área metropolitana, se puso en vigencia la II fase del Sistema Integrado de Transporte Metrolínea (Sitm). Sin embargo, 40 de los 100 buses de los operadores del sistema, desde hace unos meses se encuentran parqueados por falta de licencia.

Javier Dulcey, jefe de operaciones de Metrolínea, expresó que 'hemos tenido dificultades, ya que de los 100 buses, tan sólo hay 60 que han podido vincularse, de los que la próxima semana estarán en servicio 11 más, que darán mayores posibilidades de movilizar a los usuarios'.

Los problemas de la fase, que se habilitó el 9 de julio, radica en que aún hay buses parqueados por falta de licencia. No se han desvinculado los buses del sistema colectivo, presentándose una serie de dificultades, lo que causa indemnización a cada uno de los dueños del sistema colectivo.

Con la modificación de las rutas del Sitm, dado a la vigencia de la nueva fase, se está a la espera de la notificación de los cambios, para que no haya un paralelismo entre el sistema integrado y el colectivo, lo que podrá durar cerca de 3 meses, aseguró Dulcey.

'Se espera que en el menor tiempo posible se cumpla con la segunda fase, de manera completa', añadió el funcionario.

Carril exclusivoDe acuerdo con la medida de tránsito, se autorizó en enero de 2012 el paso por 600 metros del carril exclusivo de Metrolínea de vehículos particulares. Sin embargo, el funcionario aseguró que el 20 de septiembre se levanta la medida en el tramo del puente García Cadena.

Con el inicio de la II fase de Metrolínea se ha presentado un auge de pasajeros, de más de 30.000 nuevos usuarios, en el sistema de transporte integrado en Bucaramanga y su área metropolitana.

La II fase del Sitm en Bucaramanga opera en un 50%
Cerca de 40 buses de Metrolínea aún sin movilizar por falta de licencia permiten cumplir tan solo con el 50% de las operaciones, en las cinco semanas de implementación de la II fase, que comunica Bucaramanga con Piedecuesta, explicó el jefe de operaciones de Metrolinea, Javier Dulcey. A su vez, faltan más rutas para cubrir el norte de la ciudad. Entre las pérdidas, se ha registrado que Metrocinco Plus tiene problemas financieros y está renegociando el crédito que tiene con la banca, debido a los atrasos en las fases. A la situación de los buses, se suman las quejas de los usuarios por los cambios de rutas, los horarios de estas y las demoras en el servicio. El propósito del Sitm es de unificar el área metropolitana.