En peligro de inundación 300.000 hectáreas de cultivos

Liz Margarita Matías Peña - mmatias@larepublica.com.co

Bogotá_Ayapel, en Córdoba; San Marcos, Sucre, San Benito y Caimito, en Sucre, y Nechí, en Antioquia, municipios que se caracterizan por sus cultivos de arroz, plátano, y otros productos agropecuarios, además de tener una vocación ganadera, están en inminente riesgo de una nueva inundación a causa de la ola invernal que se aproxima.

Y es que a pesar de que el Gobierno inició una serie de obras tendientes a tapar los rompederos sobre el río Cauca que resultaron afectados por los aumentos en los niveles de agua del afluente, y que inundaron el año pasado la zona de La Mojana y el Bajo Cauca, a la fecha todavía están abiertos los tramos Pedro Ignacio y Monterrey, y no se han finalizado las obras que se adelantan desde hace meses en el rompedero de Santa Anita, lo que pone en riesgo unas 300.000 hectáreas de cultivos.

Solicitud
En comunicación al Presidente Juan Manuel Santos, el gerente de Fedearroz, Rafael Hernández, señaló que es clave aprovechar esta temporada de verano para concluir lo que se viene haciendo desde hace años.

'Si en esta época no se cumplen con la totalidad de los trabajos requeridos, no solo será imposible realizarlos cuando llegue el invierno, sino que se perderá todo lo que hasta ese momento se haya hecho, pues un solo rompedero sin tapar será suficiente para volver a inundar toda la región', explicó el dirigente gremial, quien aclaró que aunque no se ha finalizado el fenómeno de La Niña, esto se puede hacer.

Y es que a pesar de que durante años los agricultores y habitantes de esta región del país han vivido constantes anuncios sobre inversiones para arreglar estas fallas, lo cierto es que estas obras no han avanzado al ritmo necesario para poder recuperarse, factor que según la asociación arrocera, también es un factor de la fuerte ola invernal.