Es tiempo de cerrar la brecha digital

123RF

40% de los colombianos no tiene Internet fijo.

Marcelo Cataldo

*Presidente de TigoUne.

Estamos viviendo en un momento histórico para la humanidad. Los libros de historia recodarán esta época como la transición que hicimos hacia la cuarta revolución industrial: esta vez la revolución digital. Es una coyuntura emocionante y a la vez retadora. Como nunca antes, tenemos a nuestra disposición un conjunto de herramientas que pueden mejorar y aumentar la calidad de vida de millones de personas gracias a las autopistas digitales. Sin embargo, para que esta revolución beneficie a la mayor cantidad de colombianos falta un compromiso genuino y decidido.

Países emergentes como Colombia enfrentan un reto titánico: cerrar la brecha digital. De acuerdo con la última gran encuesta TIC 2017, cerca de 40% de la población colombiana no tiene acceso a internet fijo y sólo 26% de los hogares rurales cuenta con conexión a la red.

Adicional a esto, según la misma encuesta, uno de cada dos colombianos no accede a internet móvil y cuatro de cada cinco colombianos no tiene un plan de datos que le permita hacer uso productivo del internet móvil.

Estas estadísticas son retadoras para el sector de las telecomunicaciones. Por esto, en TigoUne vemos la brecha digital como una oportunidad, estamos comprometidos realmente con conectar a más de 24 millones de colombianos que en la actualidad no cuentan con cobertura de red fija o móvil.
El desafío es urgente. El Departamento Nacional de Planeación (DNP) ha manifestado en distintos escenarios, la necesidad de dar pasos ciertos para que el país evolucione hacia la economía digital, como mecanismo para acotar la brecha existente entre los conectados y los no conectados. Este, sería un camino real hacia la igualdad.

Bajo este panorama, tenemos la obligación de levantar nuestra voz y cuestionarnos. ¿Qué estamos haciendo todos los actores para disminuir de manera efectiva la brecha digital? Desde TigoUne, podemos afirmar que innovamos e invertimos día a día para consolidarnos como un aliado estratégico tanto de las familias colombianas como de las empresas y de las entidades del Estado.

Prueba de esto, es que, a pesar de las adversidades por las que ha pasado la industria, hemos realizado una inversión cercana a los $3 billones en los últimos tres años, para promover la conexión de los colombianos.
No obstante, creemos que para que cada vez podamos conectar a más colombianos a las autopistas digitales debemos trabajar, de la mano del Gobierno, reformulando el marco tributario y estructurando nuevas políticas que incentiven la inversión en infraestructura de telecomunicaciones, incentivando el consumo y el uso de la tecnología como una herramienta de crecimiento, de impulso a la economía, de comercio y de aprendizaje, entre otros.

No se trata únicamente de invertir en su despliegue. Es necesario que sumemos esfuerzos con todos los actores del ecosistema digital, para garantizar condiciones claras y estables, así estaremos realmente a la altura del desafío histórico que tenemos hoy.

Es cierto, que tomar decisiones de fondo en un contexto tan dinámico y cambiante no es algo sencillo. Pero si el país quiere apostarle a esta revolución digital, que afortunadamente nos tocó vivir, tendremos que remangarnos todos y jalar para el mismo lado porque es tiempo de cerrar la brecha digital.

TEMAS


Colombia - Internet - Transformación Digital - Análisis