La ALO puede tener tranvía o transmilenio, dice Mintransporte

Cerca de 40 años han pasado desde que el Gobierno Nacional y las autoridades de Bogotá y Cundinamarca decidieron construir una vía por el borde occidental de la capital del país para que el transporte de carga no tuviera que entrar a la ciudad.

Aunque la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) ya había terminado su fase de diseños, los cuales fueron elaborados por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en el marco del proyecto de Autopistas Urbanas, el proyecto volvió a quedar en ceros luego de la decisión del alcalde Gustavo Petro de no construir la vía por considerar que en ese sector no se debería implementar otra troncal de transmilenio sino poner en funcionamiento un tranvía.Sin embargo, el ministro de Transporte, Germán Cardona, aseguró que el corredor tiene 100 metros de ancho por lo tanto migrar de Transmilenio a tranvía no tendría mayores problemas. ‘Ese corredor tiene 100 metros de ancho ahí caben unas vías que se pueden empezar a hacer. La ALO puede tener una vía por donde circulen vehículos y un tramo para lógicamente tener un tranvía o un Transmilenio lo que el alcalde quiera hacer ahora en su gobierno’.Además, un estudio contratado por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) en 1999, reveló que la vía debería tener 100 metros de ancho y un separador central para darle espacio a un sistema de transporte masivo que podía ser Transmilenio, metro o tren de cercanías, que ahora será un tranvía, por lo que no existiría mayor dificultad en cambiar el Transmilenio.El ministro también señaló que para ALO su cartera ha invertido $80.000 millones y el proyecto cuenta con un documento Conpes en el que se estableció el apoyo del Gobierno Nacional y departamental en la realización de este proyecto. Aunque el ministro sostuvo que de ser necesario se podría modificar este documento señaló que ‘hay que pensar en el futuro, hay que pensar en inmenso, y hay que dejar estos corredores que afortunadamente ya de tiempo atrás otros gobernantes han pensado en ellos para que el día de mañana por ahí podamos tener el desarrollo que se requiere’.Otro de los puntos en los que el alcalde Gustavo Petro no está de acuerdo con la ALO es porque genera un impacto ambiental para la ciudad, pues los carriles pasarían por encima del humedal de Capellanía.’No se van a pasar ocho carriles de carros particulares por encima de los dos humedales de Bogotá para que nos inunde la ciudad por un capricho y por no cambiar la manera de pensar alrededor del cambio climático y su impacto’.Frente a este tema, el ministro de Transporte, dijo que una de las prioridades del Gobierno Nacional es precisamente ejecutar proyectos sostenibles, amigables con el medio ambiente y que estén preparados para el cambio climático de tal manera que se garantice que no se verán afectadas ante lluvias como las que vivió el país durante el fenómeno de la niña. ‘Para eso estamos hablando de obras adaptadas para cambio climático, para eso está la ingeniería y para eso está la buena estructuración de proyectos’, agregó Cardona.El presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo, insistió en la necesidad de la ALO para garantizar el movimiento del transporte de carga que no necesita ingresar a la ciudad. ‘La ALO no es un propósito de Bogotá, es un propósito nacional, recuerden cuánta carga nacional pasa por Bogotá, por eso respaldamos al Ministro en el pedido muy comedido al alcalde de continuar el proyecto’.El dirigente gremial agregó que esta obra permitirá transformar a Bogotá, pues cuando se construye un corredor como la ALO se genera un desarrollo inmobiliario en el sector.’El occidente de Bogotá para desarrollarse necesita de la ALO, matar la ALO sería cercenar la posibilidad de que crezca el occidente de la ciudad racionalmente como se ha pensado muchos años’, aseguró Caicedo.Hasta el momento solo han construido 9,5 kilómetros de vía, entre el río Bogotá y Canoas, tramo que estaba a cargo del Gobierno Nacional, para terminar la primera etapa de este proyecto haría falta la construcción de la fase I, entre Canoas y la calle 13, específicamente el tramo de 10 kilómetros entre el río de Bogotá y la Calle 13 y la integración de 15,9 kilómetros de vías arteriales que permitan integrar la red urbana con la ALO.’Por eso, lo que tenemos que sentarnos es a mirar cómo lo vamos a desarrollar pero lo importante es el beneficio para la ciudad’, agregó Cardona.El próximo jueves se realizará el día sin carroEntre las 6:30 de la mañana y 7:30 de la noche., del jueves dos de febrero, se celebrará una nueva jornada del `Día sin carro` en la que no podrán circular los vehículos particulares en Bogotá. Según la Secretaría Distrital de Movilidad, quienes sean sorprendidos incumpliendo la restricción serán multados con 15 salarios mínimos legales diarios vigentes que equivalen a $283.350 además de la inmovilización del vehículo. El gobierno Distrital sostuvo que para garantizar la movilidad de los ciudadanos, la capital contará con toda la flota de articulados y alimentadores de Transmilenio y 52.679 vehículos de servicio público entre buses, busetas y taxis. Esta medida no cobija al transporte de estudiantes, motos, carrozas fúnebres, ambulancias, fuerzas militares, entre otros.Las opinionesJuan Martín CaicedoPresidente de la CCI’El occidente de Bogotá, para desarrollarse, necesita de la ALO. Matar la obra sería cercenar la posibilidad de que esta zona de la ciudad crezca racionalmente’Germán CardonaMinistro de Transporte’Este es un proyecto que viene de tiempo atrás, se han invertido $80.000 millones y tiene un Conpes por delante que tiene acuerdo entre Cundinamarca, Bogotá y el Gobierno Nacional’.Antonio SanguinoConcejal de Bogotá’Hay que hacerla porque es una necesidad urgente para ´desembotellar´ el tráfico del occidente de la ciudad, pero también porque es una vía vital para el país sobre todo con los TLC’.Marcela Vargasmvargas@larepublica.com.co

TEMAS


Gustavo Petro