La nueva fórmula para adjudicar los proyectos viales agilizaría su ejecución

Marcela Vargas Cabrera - mvargas@larepublica.com.co

El lunes 12 de septiembre del año pasado cuando se adjudicó el primer paquete de licitaciones del Instituto Nacional de Vías (Invías) por $404.000 millones, la historia de la contratación en Colombia cambió.

Los contratistas transformaron su enfoque y ya no van por los anticipos sino que tienen que estar respaldados por el sistema financiero para arrancar la construcción obras, pues el Gobierno decidió restringir los anticipos y solo pagar a los contratistas una vez hayan terminado la ejecución de los tramos establecidos.

El ministro de Transporte, Germán Cardona, señaló que esta medida fue tomada teniendo en cuenta lo malos manejos de algunos contratistas de obras públicas, que desencadenaron problemas en el desarrollo de la infraestructura nacional, por lo que se determinó que máximo se entregaría como anticipo de obra un monto no superior al 10% del contrato, de acuerdo con cada caso específico, según lo decida la entidad contratante.

La idea del Gobierno es que los contratistas busquen los recursos necesarios en el sector financiero o utilizar los propios y el Gobierno se compromete a ir pagando por los avances de obra, previamente establecidos en los contratos.

Ante el papel protagónico que la banca jugará en el sector de la infraestructura, las entidades financieras han asegurado que desde que se anunciaron estas nuevas medias se han preparado y ya están apalancando el desarrollo de varios proyectos.

Según el presidente de Multibanca Colpatria, Santiago Perdomo, actualmente el 35% de la cartera de la entidad está colocada en construcción e infraestructura, lo que resulta normal teniendo en cuenta que es un practica internacional. 'Este es la forma normal como se realizan las obras de infraestructura en otros países, con más financiamiento y participación de la banca'.

Motivos del cambio
Las razones que dieron inicio a esta transformación del modelo de contratación fueron las demoras en la entrega de obras, los problemas en la compra de predios y la falta de estudios y diseños en detalle. También fue un detonante de este cambio el escándalo de los primos Nule que dejó en evidencia las dificultades económicas del grupo para ejecutar las obras y la poca institucionalidad de las entidades contratantes.

Según el director de Invías, Carlos Rosado, su entidad cambió el método de evaluación para la adjudicación de contratos, lo que implicó una mayor exigencia y valoración de aspectos jurídicos, técnicos y financieros de las propuestas, asignándoles a todas una calificación, según los criterios establecidos en los pliegos de condiciones.

'También en el proceso de selección y adjudicación, se empleó, además de estos criterios, la fórmula que para el día de la adjudicación establece la TRM (Tasa Representativa del Mercado) del día hábil anterior, lo cual permite que no se adjudique a la oferta más baja, como venía sucediendo', explicó Rosado.

Para el presidente de la Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo, estos procesos evidencian el fortalecimiento institucional de la cartera y son la muestra del potencial de la ingeniería colombiana, 'dado que se presentaron al proceso licitatorio liderado por Invías cerca de 200 grupos o consorcios'.

Aunque los constructores sostienen que no han sido muchas las modificaciones hechas, sí se han visto cambios sustanciales en los procesos de contratación que van desde hechos tan simples como acabar con las largas audiencias de adjudicación que podían superar las 15 horas y en algunas ocasiones dejaban un sinsabor entre los oferentes.

'No se han dado mayores cambios, más allá de la supresión de los anticipos en algunos casos', sostuvo Caicedo, quien recordó que en el caso de las concesiones, el Gobierno ha anunciado que se regirán por el principio de medio de pago contra hito de obra.

Sin embargo, la CCI sostiene que se debe buscar un gran equilibrio, para evitar que requisitos financieros muy exigentes, deriven en el grave e inconveniente debilitamiento de la pequeña y mediana ingeniería'.

Un ejemplo de la efectividad de estos cambios en la contratación es la adjudicación de los tres tramos de la Ruta del Sol que fueron estructurados bajo esta filosofía con resultados positivos, como el de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S., que ya entregó los primeros 10 kilómetros de la vía sin haber recibido anticipo.

Según el Gobierno el caso de la Ruta del Sol demuestra que la clave para salir del rezago, además de tener buenos estudios y diseños, tener un modelo de contratación exigente en el que los contratistas cuenten con un músculo financiero sólido que garantice la ejecución de las obras.

La reglamentación de la Ley de APP será decisiva
Luego de la aprobación de la ley de Alianzas Público Privadas el Gobierno tiene el reto de lograr que su reglamentación en implementación sea adecuada para atender la demanda que en materia de infraestructura tiene el país. Según el consultor en infraestructura, Francisco Suárez, la 'el Gobierno ha anunciado que con la Ley 1508 de APP deberán cambiar algunos jugadores y abrirá la puerta a la inversión extranjera, lo cual será positivo siempre y cuando se cumplan dos condiciones: que aquello para lo cual los nacionales son competitivos no se les restrinja su acceso y que la vinculación de foráneos garantice la transferencia de la tecnología acreditada y la destinación de los capitales anunciados en las ofertas'.

Las opiniones

Juan Martín Caicedo
Presidente de la CCI

'Se debe garantizar proyectos maduros en materia de estudios, adecuada distribución de los riesgos y confección de pliegos que dejen por fuera a los ´caballeros de la industria'.

Francisco Suárez
Consultor de infraestructura

'El reto es mejorar algunas prácticas de contratación del pasado para lograr la entrega oportuna de obras a jugadores que deben estar capacitados técnica y financieramente'.