La Veeduría pidió una sanción ambiental para el proyecto Túnel de Oriente por licencia

Colprensa

Por considerar que hay ‘graves infracciones’ al haber iniciado la obra de la Conexión Vial Aburrá-Oriente sin licencia ambiental, la Veeduría Ciudadana del Túnel de Oriente solicitó contra el proyecto un procedimiento sancionatorio ambiental inmediato ante el Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Autoridad de Licencias Ambientales.

La carencia de licencia también había sido cuestionada por organizaciones ambientalistas ante el Ministerio del ramo desde julio de 2011.

La Veeduría Ciudadana le hizo un llamado al Ministerio para que cumpla con su deber de hacer respetar las normas y los actos administrativos y responda en forma legal y pública por lo emitido en la resolución 0148 del 5 de marzo de este año motivada en la urgencia de suspender de manera preventiva, transitoria e inmediata las obras de la conexión vial por no encontrarse licenciado el proyecto como lo establece la Resolución 0361 del 27 de diciembre de 2011.

Además, como lo consigna la resolución 0148, porque el proyecto puede derivar 'daño o peligro de los recursos naturales, al medio ambiente, al paisaje o la salud humana'. Se debe determinar si el proyecto es viable ambientalmente o no, insistió.

Sin embargo, Gonzalo Echeverri , presidente de la Junta Directiva de la Concesión Túnel de Aburrá-Oriente, el pasado 8 de marzo aseguró que la duda ambiental que tiene el Gobierno Nacional se puede resolver de manera rápida y con lujo de detalles. 'Ellos dicen que por la construcción del túnel se van a secar las aguas de Santa Elena y de toda la reserva forestal del río Nare, eso es una exageración y una equivocación técnica horrible. Nosotros estamos en capacidad técnica completa de despejar esas dudas lo más pronto posible'.

En su comunicado, la Veeduría reclama que las obras iniciaron el pasado 21 de octubre de 2011 como si tal licenciamiento estuviera al día.