Los cinco megaproyectos en infraestructura que deja el Gobierno Santos

Invías

Las vías 4G son un reto para el nuevo presidente

Isis Beleño - ibeleno@larepublica.com.co

A pocos días de terminar el segundo periodo de Juan Manuel Santos en la Presidencia, se evidencian los desafíos que en materia de infraestructura deberá asumir el nuevo Gobierno. El ambicioso programa de autopistas de cuarta generación (4G) deberá continuar, lo que implica el cierre financiero de 15 proyectos de los 30 que se encuentran adjudicados y seguir de cerca la ejecución de cada uno de ellos. A marzo de este año, solo dos proyectos del programa presentaban un avance de obras superior a 70%.

Se ha estimado que la totalidad de las obras requieren una inversión de $50 billones de pesos que se verán reflejados en la construcción de más de 1.370 kilómetros de dobles calzadas, 141 túneles y 1.300 viaductos. Este programa se constituye en un eje clave para mejorar la infraestructura del país y aumentar la competitividad.

“El desafío para el nuevo Gobierno implica acciones en muchos flancos desde lo institucional. Por una parte, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), en lo que respecta a las licencias ambientales, y el Ministerio del Interior, en materia de consultas previas, deberán actuar de manera oportuna para dar continuidad a los proyectos”, afirmó Francisco Suárez, socio de Infraestructura Legal.

De esta manera, el cierre financiero de los proyectos y su ejecución son algunas de las tareas pendientes que pondrán a prueba la capacidad de gestión del presidente de la República y su equipo.

En cuanto a la modernización y ampliación de los aeropuertos, el Gobierno Santos ejecutó cerca de $4,53 billones en nuevas edificaciones, ampliación de las terminales de pasajeros y de carga, expansión y repavimentación de pistas. Sin embargo, aún queda mucho por concluir.

Por ejemplo, está pendiente finalizar la renovación del Aeropuerto Ernesto Cortissoz de Barranquilla, donde se adelanta una ampliación de la infraestructura y se construye una nueva terminal de carga y un espacio para la aviación corporativa.

Así mismo, no han finalizado las obras en la terminal de carga del Aeropuerto de Rionegro y el Camilo Daza de Cúcuta continuará con el proceso de ampliación y climatización.

La construcción de El Dorado 2 con una inversión inicialmente estimada en $3 billones (sin incluir la compra de predios) y el nuevo aeropuerto de Cartagena, cuya construcción se estima en US$600 millones, serán unas de las obras más importantes que en materia de infraestructura aeroportuaria deberá asumir el Gobierno entrante.

LOS CONTRASTES

  • Francisco SuárezSocio de Infraestructura Legal

    “El primer gran desafío es la continuidad del programa de las vías de cuarta generación que implica muchas acciones desde lo institucional”.


  • Jairo Alberto EspejoExperto en Infraestructura

    “El nuevo Gobierno se estará jugando de alguna manera la paz con las vías terciarias, y ese es un verdadero reto financiero y técnico”.

En el tintero también quedan los proyectos que lidera la Aeronáutica Civil que suman $263.735 millones de inversión; los cuales, presentan un avance de 70%.

Otro de los grandes proyectos que presenta un estancamiento tiene que ver con la navegabilidad del río Magdalena pues el proceso licitatorio aún no concluye. Vale la pena recordar que este proyecto de asociación público – privada (APP) fue otorgado al consorcio Navelena (Odebrecht y Valorcón) y posteriormente declararon su caducidad. En este, se estiman necesarias, al menos, 168 obras hidráulicas por un valor de $2,5 billones. El río se ha convertido en una de las debilidades del transporte pues no se ha logrado explotar todo su potencial.

“La navegabilidad del Magdalena no tiene un proyecto que lo soporte, no se ha abierto la licitación correspondiente y este será un asunto que tendrá que resolver el gobierno rápidamente, pues es una alternativa de transporte muy eficiente”, agregó Suárez.

Las vías terciarias o vías para la paz son otra de las apuestas de Juan Manuel Santos que quedarán en manos del Presidente entrante. El Plan 50/51 busca mejorar 50 kilómetros de vías en cada uno de los 51 municipios priorizados con inversión de la nación, la participación de las alcaldías y la comunidad para mejorar las condiciones de movilidad y productividad. La inversión será de $50.000 millones, que transfirió el Fondo Nacional de Regalías al Fondo de Renovación del Territorio.

“Este es un gran desafío porque de alguna manera se está jugando la paz, además representa un enorme esfuerzo técnico y financiero”, indicó el profesor universitario y experto en infraestructura, Jairo Alberto Espejo.

A la lista se suman las metas en mejoramiento de la capacidad de los puertos nacionales. La proyección a 2021 es ampliar la capacidad de carga de los puertos de 444 millones de toneladas a 514 millones. De tal suerte que todos estos programas para mejorar la infraestructura del país también necesitan de la confianza de la banca; la cual, se vio afectada por escándalos como el de Odebrecht.

“Es muy importante construir sobre lo construido. Lo que ocurrió en el gobierno Santos, en un gran porcentaje, fue positivo, cualquier mensaje o cualquier intención que busque deshacer lo que se hizo en ocho años podría ser muy peligroso”, concluyó Suárez.

TEMAS


Vías 4G - Invías - ANI - Aeropuertos - Ministerio de Transporte