Los diez pecados capitales que tienen a Transmilenio en la peor crisis de su historia

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Luego de ser un modelo ideal de transporte público, Transmilenio, se ha visto envuelto en la insatisfacción ciudadana. LR ha descubierto los diez pecados capitales de este sistema de transporte.

Transmilenio (TM) se ha visto empañado por la sobredemanda del sistema, el alto costo del servicio frente al transporte público regular ($1.750 frente a $1.400) la falta de buses operadores y alimentadores; el mal mantenimiento de las losas en las tres fases; la falta de seguridad por los robos y actos delictivos que se presentan en el sistema; unas estaciones pequeñas que no atienden la alta demanda de usuarios y por supuesto la falta de transparencia con lo ocurrido en la Fase III y con los contratos operacionales; impacta profundamente en la desfavorabilidad de TM en la mente de los ciudadanos.

De acuerdo con las 1.500 encuestas que el año pasado fueron realizadas por Bogotá Cómo Vamos, TM resulta tener una insatisfacción alta frente a los tradicionales buses y colectivos de la ciudad. El 30% de los ciudadanos que utilizan el sistema a diario se encuentra insatisfecho con el servicio comparado con buses (25%), busetas (22) y colectivos (16%). Lo que sin duda se refleja en los índices de favorabilidad de la empresa que mientras en 2008 tenía un 66% luego de tres años cayó al 53%.

Adicional a ello el 44% de los usuarios afirman que los bogotanos se comportan mal en el sistema y para el 31% es necesario construir más troncales.

La problemática

La situación de TM se ha visto impactada no sólo por una crisis en la percepción de los usuarios , sino en una interna que ya cobra el puesto de 3 funcionarios claves en la entidad.

En la opinión de Alexandra Rodríguez, coordinadora de Bogotá Cómo Vamos, hay muchas medidas en el corto plazo que se pueden tener para mitigar el sobre cupo de Transmilenio 'pero sin duda las soluciones estructurales en materia de contratación se va a demorar'. Muchas de las soluciones del corto plazo están en manos de la Secretaría de Movilidad, quién por ejemplo, explicó, pueden solucionar la coordinación de los semáforos y las intersecciones en la avenida Caracas. E inclusive, dijo Rodríguez, otra opción está en la aprobación de un tercer carril, en este mismo sector.

Según el vocero de la Unión de Usuarios de Transmilenio, Sergio López, actualmente el sistema muy costoso, eso sin tener en cuenta que aún no ha entrado en funcionamiento el Sitp, que no sólo tiene como modelo las 8 Fases de TM, sino también considera importante la construcción del metro y del Tranvía.

Adicional a ello, según mencionó el Concejal de partido Mira, Jairo Cardozo, 'el problema se debe a la falta de crecimiento del sistema, se quedó estancado y falta la implementación de las otras fases'.

Y agregó que la infraestructura actual del Sistema es para transportar solamente 800.000 pasajeros y hoy la cifra es superior a los 1,7 millones de usuarios. 'Mientras no se tomen acciones necesarias sobre el crecimiento del sistema seguiremos teniendo problemas' . Además dijo, la repartición de los ingresos mediante los contratos con los operadores donde menos del 5% es destinado para el Distrito impide que se tomen medidas en el caso de las lozas y también subsidios en el precio. De igual manera, dijo Aurelio Suárez, integrante del Polo Democrático Alternativo, este sistema de contrato enriquece a unos pocos y no trae beneficios. Igualmente dijo Rodríguez, será hora de revisar los contratos de fase I que ya llegan a su fin este año.

El sistema colapsa por sobredemanda
Para nadie es un secreto que los buses de Transmilenio sufren de sobredemanda. De acuerdo con Alexandra Rodríguez, coordinadora de Bogotá Cómo Vamos, si bien el sistema no está hecho para que los pasajeros viajen de manera holgada, ya el sistema está colapsando. De acuerdo con la experta, estos buses están preparados para transportar solamente 800.000 pasajeros y hoy lo hace con 1,7 millones. Inclusive, según ha dicho la presidenta del Polo Democrático Alternativo, Clara López, ya la etapa de este sistema ligero está siendo superada y es hora de que se complemente con el metro.

Los usuarios reclaman un menor precio
De acuerdo con la Unión de Usuarios de Transmilenio, conformada hace al menos dos años, el costo de este sistema es muy alto y reclaman subsidios para diferentes sectores. Es el caso de los adultos mayores o los estudiantes. Mientras estuvo Clara López de alcaldesa encargada se aprobó el subsidio en este sistema para discapacitados, no total pero sí una buena parte de lo que les cuesta el transporte público al año. Según Sergio López, vocero de los usuarios, este costo tiende a ascender cada vez con el Sistema Integrado de Transporte. Como primera medida reclaman que el pasaje cueste $1.400.

Pocos buses para tantos pasajeros en Bogotá
Actualmente los usuarios reclaman más buses que puedan descongestionar el sistema Transmilenio. Hoy se cuenta con una flota de buses operadores de 1.291 que en promedio andan a 27 kilómetros por hora. De acuerdo con la entidad (TM) en promedio hay 83 rutas alimentadoras y 526 buses verdes que hacen presencia en los barrios aledaños a las rutas y que conectan a los usuarios con el sistema Transmilenio. Adicionalmente este inconveniente influye en la calidad de vida de los usuarios que se ven expuestos a manoseos y a afecciones en su salud por falta de aire durante los recorridos.

Se presentan incumplimientos en los horarios
A pesar de que dentro de las estaciones de Transmilenio hay un horario que indica cuánto demorarán los buses en llegar, éste no se incumple en reiteradas oportunidades. Inclusive dice que se demora de 5 a 10 minutos y este tiempo pasa a ser de media hora. Ello se puede dar si se sincronizar la llegada y salida de los buses con el fin de que las personas conozcan con precisión el momento en que llegarán los vehículos y se puedan organizar, evitando la conglomeración de usuarios en las puertas de los buses. La Secretaría de Movilidad podría ayudar con semaforización e intersecciones.

Infraestructura necesita mejor mantenimiento
Dados los conflictos contractuales que existen entre la Administración Distrital y las empresas operadoras de los buses Transmilenio, la infraestructura es lo que más se ve afectada puesto que los ingresos que corresponden al distrito son insuficientes para hacer las reparaciones viales. En una primera instancia el mantenimiento vial recae en el contratista (que construye la troncal), puesto que hace parte de el compromiso adquirido. No obstante, una vez se vence este contrato queda a la deriva la responsabilidad de responder por el estado de la malla vial del sistema, pues el Distrito cuenta con pocos recursos.

Estaciones son insuficientes para la demanda
Aunque ya empezó la ampliación de algunas estaciones de la Fase I, entre ellas Héroes, que ya se ejecutó y , la de Alcalá, ubicada en la calle 138 con Autopista Norte, que está ejecución y que piensa seguir en estaciones como Toberín y calle 116; aún se ven pequeñas las estaciones de alta afluencia.

Esto sumado a que el recaudo se encuentra en su mayoría incluido en estructura lleva al colapso de las estaciones. Desde Bogotá Cómo Vamos se estima que una opción para descogestionarlas es ampliar las taquillas y los sistemas de compra y recompra de pasajes, por ejemplo en grandes superficies y centros comerciales.

El ´cosquilleo´ genera inseguridad
Dadas las incómodas condiciones en las que los usuarios se transportan en el Transmilenio, bandas criminales se han tomado las estaciones para atracar a los pasajeros. Una de las modalidades más frecuentes son el cosquilleo en la que los usuarios son atracados sin darse cuenta. Adicional a ello, la falta de seguridad también ha coadyuvad a que habitantes de la calle usen el sistema sin pagar puesto que entran a las estaciones cuando se abren las puertas que dan el ingreso de los usuarios a los buses. Inclusive últimamente se han conocido casos de homicidios en las estaciones del sistema.

Falta injerencia del estado en la junta directiva
De acuerdo con el Ministro de Transporte, Germán Cardona, muchos inconvenientes tiene la compañía de Transmilenio por la falta de injerencia del Estado en la junta directiva, lo que afecta profundamente su capacidad de tomar decisiones frente a algunos hechos. Ello adicional a la falta de un proceso transparente en la salida de 3 funcionarios de la empresa en los últimos días le da inestabilidad a la estructura interna de la compañía. Según comentó Alexandra Rodríguez esta situación se evidencia al interior de la empresa, esto seguramente no se transferirá al usuario final, con otras afecciones ya mencionadas.

Dudas sobre quién se queda con los ingresos
Los Usuarios de Transmilenio se venían quejando sobre cómo y a quién se le reparten los ingresos del sistema, puesto que ello no se ve retribuido en un mejor servicio a pesar de que el sistema sufre de sobre demanda. Desde el año pasado, con la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca de se empezó a debatir sobre la posibilidad de cambiar los contratos. El concejal del partido Mira, Jairo Cardozo afirmó que dadas las nuevas condiciones del sistema se deben repartir de nuevo los contratos. Advierte que también deben revisarse los de el SITP, pues ahí 'Transmilenio es juez y parte'.

Imagen desfavorable de Transmilenio
Aunque la empresa es una de las más reconocidas por la población hoy no cuenta con una imagen favorable entre los usuarios de transporte público. De acuerdo con el estudio de Bogotá Cómo Vamos desde el 2008 la empresa tenía una imagen positiva del 66% hoy, luego de 3 años ha caía al 53%. Algunos pocos recuerdan que Transmilenio fue pensado para VIII Fases y por problemas de corrupción parece que comerciantes, empresarios y habitantes afectados se han desgastado con los escándalos del Grupo Nule y las demoras en entregas que ya se extienden hasta el primer trimestre de 2013.

Las opiniones

Alexandra Rodríguez
Coordinadora Bogotá Cómo Vamos

'Se debe abrir una nueva licitación para los contratos de la fase I de Transmilenio, mas no renegociarlos. En otras condiciones se generaría un menor costo de operación'.

Jairo Cardozo
Concejal del Partido Mira

'El hecho de que estén repartidos mal los recursos y que el Distrito deba hacer el mantenimiento implica que no hay apalancamiento financiero para la expansión del sistema'.

TEMAS


Transmilenio