Malla vial, herramienta clave para la competitividad de Colombia

Estudios indican que, en Colombia, cerca del 50% del precio final de un producto depende de los costos de transporte.

Según la Cámara Colombiana de la Infraestructura, esto significa que “si la infraestructura del país no es de buena calidad y no contribuye a garantizar la eficiencia de los corredores logísticos de comercio, los costos de transporte serán muy altos y en consecuencia el precio final de los bienes también se incrementará”.

Francisco Suárez, experto en el tema de infraestructura afirma que “entre menos grado de desarrollo de obras tiene un país, los costos de los productos destinados a la exportación serán mayores y, por tanto, la competitividad frente a actores internacionales será menor”.

Así, la infraestructura es un factor fundamental para los tratados de libre comercio en los que participa el país, porque además de que su calidad incide en los costos de transporte de los productos que se comercian, las inversiones realizadas en este sector “resultan en mayores niveles de crecimiento económico, debido a que la construcción de nuevas obras incrementa el tamaño de los activos del país y deriva en un aumento considerable del flujo anual de inversiones ejecutadas”.

Gerson Duplat, director de la Academia Colombiana de Arquitectura y Diseño, afirma que la movilidad es uno de los factores fundamentales a la hora de hacer negocios. Por tal razón, un país que quiera ser competitivo frente a otros “debe garantizar una buena movilidad de su transporte de carga”.

La Cámara Colombiana de la Infraestructura agrega que no solo se necesita más infraestructura para poder exportar los bienes. En virtud de los TLC, de la estabilidad jurídica y de la protección que ellos brindan, “Colombia puede ser un país muy atractivo para que se asienten aquí empresas extranjeras, pero si la infraestructura es deficiente, esas ventajas se verán opacadas”. puntualizó

Así las cosas, voceros de la entidad afirman que Colombia debe enfrentar desafíos en materia de infraestructura en tres frentes. En primer lugar, con la velocidad en el trámite de licencias de construcción. El segundo, tiene que ver con la falta de una política en multimodalismo y como último frente tiene que ver con la reconstrucción y la adaptación al cambio climático, pues la pasada temporada de lluvias dejó claro que todas las inversiones que se tengan programadas deben estar preparadas.

Celeridad en grandes proyectos

Según voceros de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, en la actualidad, el proyecto más importante en materia de competitividad que se está adelantando es la Ruta del Sol, que se convertirá en un corredor logístico que conecta al centro del país con la costa norte. Sin embargo, la contribución de este proyecto a la competitividad solo se verá cuando entre en operación la totalidad del corredor, que hoy se encuentra dividido en 3 tramos. De ahí la importancia de resolver con la mayor celeridad posible la licencia ambiental que tiene suspendidas las obras en uno de los sectores del tramo I.