Ojo al biodiésel

Jaime Sorzano

Definitivamente el biodiesel se ha convertido en el principal factor perturbador que afecta el precio final del Acpm, combustible oficial para el transporte terrestre automotor de carga en Colombia.

Con el correr de los días y, a medida que se desarrolla la coyuntura a la baja de los precios internacionales del diesel, brilla con luz propia el biodiesel como principal factor del sobre costo que la mezcla obligada del 7% significa para el consumidor, que no es otro que el prestador del servicio público esencial del transporte.

Las cifras se explican por sí solas al analizar su comportamiento en lo corrido del 2012, todas ellas a la baja con la sola excepción del biodiesel, éste último al alza; curioso contraste que nos hace reiterar por una política de fijación de precios, transparente, predecible y menos volátil.

Entre enero y junio del año en curso el WTI, es decir, el precio internacional de crudo ha experimentado una caída de 16,45%, al pasar de US$99,65 por barril a US$83.26 por barril en la actualidad. En el mismo periodo el precio de referencia del diesel en Costa del Golfo, parámetro utilizado por el Gobierno para el cálculo del ingreso al productor en Colombia, también ha caído en 8,92 % desde US$2,91 a US$2,65 por galón.

Mientras ello ocurre los precios del biodiesel se comportan de manera atípica, en total contravía con el comportamiento de las variables citadas y con tendencia al alza.

Entre enero y junio del año en curso, el galón del biodiesel ha experimentado un incremento de 5,86%, pasando de $9.532 por galón al finalizar el año 2011 a $10.091 por galón en la actualidad; el sobre costo por la mezcla que, en diciembre del 2011 era de $667,24 por galón es hoy de $706,37 por galón.

En cumplimiento de la política oficial de utilizar como referencia el precio de paridad de exportación, el ingreso al productor en Colombia debería ser de $4.714,19 por galón de Acpm, utilizando para el cálculo el precio de referencia actual en Costa del Golfo para el diesel de US$2,65 por galón y una tasa representativa del mercado de $1776,26 por US$1.

Sin embargo, el ingreso al productor actual está fijado en 5.482,17 por galón de Acpm, es decir $767,98 por encima de aquella cifra o, lo que es lo mismo, el famoso sobre costo ocasionado por la mezcla del biodiesel.

Si desde el punto de vista económico nuestra argumentación es clara, también lo es desde el punto de vista técnico operacional, ya que la calidad del biodiesel también afecta el comportamiento del equipo e impacta desfavorablemente la vida útil de los filtros de combustibles, la cual se ha reducido de 18.000 a 12.000 kilómetros. Así mismo el uso del biodiesel implica mayor costo de mantenimiento por el lavado de los tanques de combustible, al menos 4 veces cada año. Ello se explica siendo el biodiesel originado en el aceite de palma y sus valores de ácidos grasos.

El almacenamiento del biodiesel en presencia de bajas temperaturas conlleva la formación de moléculas saturadas de biocombustibles y la aceleración de grasas aglomeradas que obstruyen los filtros; así mismo cuando dichas masas adquieren mayor temperatura en presencia de agua por condensación, conllevan el desarrollo de microorganismos que se descomponen y forman hongos que afectan preferentemente el acero, principal material de tuberías y tanques.

La mezcla de biodiesel superior al 7% sería inviable
Según Colfecar, los principales fabricantes de equipos de inyección en el mundo alegan su incapacidad para garantizar el normal funcionamiento de sus equipos con mezclas de biodiesel superiores al 7%; que contrasta con la iniciativa gubernamental de subir los porcentajes de mezcla. 'Es incuestionable la urgencia de la adopción de una política en procura de la racionalización de calidad y precios'.

TEMAS


Gasolina