Qué son los contaminantes en la infraestructura vial

El aire limpio tiene Nitrógeno, oxígeno y argón

Santiago Henao Pérez

A raíz de la reciente licitación para la reposición de buses articulados de Transmilenio ha surgido la polémica por no utilizar tecnologías más limpias como buses a gas o eléctricos; que en mala hora desmontó Bogotá; los troleys, buses eléctricos alimentados por catenaria y que aún siguen operando en muchas ciudades europeas e incluso en Quito – Ecuador, y sin ir más lejos Medellín ya incorporó a su flota del sistema Metroplús buses eléctricos con baterías recargables, tecnologías mucho más limpias.

Una de las principales fuentes de contaminantes atmosféricos en cualquier ciudad es la actividad del sector transporte y por ende la infraestructura vial. El tipo de contaminante depende principalmente del combustible utilizado (gasolina o petróleo Diésel). La cantidad de contaminantes emitidos a la atmósfera depende del número de vehículos, del tipo de tecnología del vehículo (con o sin “sello verde”) y su estado de mantenimiento del vehículo. También inciden los hábitos de conducción (kilometraje anual, actitud del conductor), carga sobre el motor, el nivel de congestión; igualmente incide la altura sobre el nivel del mar, se estima que por cada 1.000 m.s.n.m. se pierde alrededor de 10% de potencia, es decir para la altura de Bogotá 2.640 metros las pérdidas en la eficiencia de los motores son de 26%.

Cuando ya el parque automotor de buses articulados y bi-articulados sobrepasa el millón de km recorridos se impone una reposición de los buses pues ya su vida económicamente útil llega al final. Bogotá perdió una magnífica oportunidad de renovación de su flota hacia tecnologías más limpias y tendrá que esperar del orden de 10 años para hacerlo.
Para mirar el problema real ambiental hay que conocer el tipo de aire y sus contaminantes que circula por la infraestructura vial. Aquel concepto hipotético que llamamos aire “limpio o puro” está compuesto fundamentalmente de nitrógeno N (78,1%), oxígeno O (20,9%), argón Ar (0,9%) y otros componentes (0,1%) como dióxido de carbono, neón, helio, metano y cantidades muy pequeñas de otros gases. El aire “ambiente” es aquel en el que estamos constantemente expuestos. Este aire contaminado, da origen al concepto de “polución”, y es producido por contaminantes atmosféricos.

Los contaminantes atmosféricos se pueden encontrar en el material particulado (medida su concentración en ppm partículas por millón) es el término científico para referirse a las pequeñas partículas en suspensión, sólidas o líquidas, tales como polvo, hollín, cenizas o neblina. Los gases incluyen sustancias tales como dióxido de azufre (SO2) y monóxido de carbono (CO).

Un contaminante atmosférico primario es está en la atmósfera con la misma forma química en que fue emitido desde la fuente emisora (como el monóxido de carbono, CO). Un contaminante secundario se forma en la atmósfera, producto de transformaciones químicas de otros contaminantes primarios u otras sustancias. El ozono troposférico (en la tierra) es un ejemplo de contaminante secundario (se forma cuando el óxido de nitrógeno, NOx, reacciona con compuestos orgánicos bajo la acción catalítica de la luz solar).
Varios contaminantes se encuentran casi en cualquier lugar y son perjudiciales para los humanos si su concentración en el aire supera ciertos límites. Estos son: material particulado (MP10 y PM2,5), dióxido de azufre (SO2), óxidos de nitrógeno (NOx), monóxido de carbono (CO), ozono (O3) y plomo.

El Material particulado está compuesto por pequeñas unidades líquidas o sólidas, tales como polvo, hollín u otro elemento, que “flotan” en el aire (en suspensión), se denominan “flakes” en inglés u (hojuelas en español) y se depositan o precipitan lentamente al suelo (las partículas más pequeñas se mantienen suspendidas indefinidamente). Los procesos de combustión son importantes generadores de material particulado.

TEMAS


Malla vial - Transmilenio - Bogotá - Ecuador