‘Reparación de losas fisuradas no retrasará la entrega de las obras’ : Conalvías

Marcela Vargas Cabrera - mvargas@larepublica.com.co

El gerente técnico de Conalvías, Edgar Chamorro, aseguró que los costos de la reparación de las losas fisuradas en la fase III de Transmilenio serán asumidos por el contratista y no afectarán el cronograma de obras.

El ingeniero explicó que las diferencias que se han presentando en la cifras de losas que reporta el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y Conalvías tiene que ver con que 'nosotros hemos avanzando en la evaluación y diagnóstico de las fallas y dependiendo de las causas de origen el tipo de intervención en las losas se da de una u otra manera, entonces eso hace parte de unas mesas de trabajo que se realizarán entre los especialistas y ese número tenderá a bajar en función del tipo de daño'.

El contratista además agregó que las dificultades que se han presentado corresponde a un porcentaje menor al 1% del total de las losas instaladas que son 18.600. Una de las causas de las fisuras que presentan las losas es el cambio de temperatura, pues 'en Bogotá se presenta que en las noches las temperaturas son muy bajas y en el día alcanzan unas temperaturas elevadas, ese cambio pudo haber afectado el curado normal del concreto'.

Otras dificultades se han presentando durante la colocación del refuerzo entre losa y losa, además por las lluvias también se ha afectado el texturizado de las losas debido a que las lluvias de noviembre y diciembre las lavaron y perdieron su texturizado. A pesar de estas dificultades Chamorro aseguró que la reparación no le representa ningún costo a la entidad pues en el contrato está estipulado que el contratista deberá realizar el mantenimiento de las losas desde el inicio de la construcción y por cinco años más.

'No se va a afectar el cronograma, esto ya se ha revisado con la interventoría y se tienen unos programas concertados para su intervención. En la medida en que vamos avanzando en el diagnóstico y la evaluación, los tiempos se vienen optimizando', agregó Chamorro.

Sin embargo, además de las dificultades en las losas el Contralor Distrital de Bogotá, Diego Ardila, aseguró que luego de realizar un recorrido por el tramo de la calle 26 se evidenció el l incumplimiento de las especificaciones en la instalación de los separadores, por lo que enviará un Control de Advertencia a la administración distrital.

Ardila sostuvo que en el recorrido adelantado con ingenieros de la Contraloría, delegados de la firma interventora y funcionarios del IDU, se logró evidenciar que las obras pactadas no serán entregadas de la forma como inicialmente fueron contratadas.

'Nos preocupa que además de las losas deterioradas, encontramos que los separadores no se están entregando con las especificaciones debidas que eran con cinco taches, sino que se están colocando con tres y hasta dos taches, lo que podría afectar lo estipulado en el contrato frente a la entrega de las obras', dijo el funcionario.

De igual forma la Contraloría agregó que no permitirá que suceda lo mismo que pasó con la troncal de la Avenida Caracas en donde las losas han tenido que ser reparadas constantemente por mala calidad de las herramientas y que se utilizará un mecanismo contemplado en el Estatuto Anticorrupción que consiste en iniciar un proceso de manera breve, 'respetando las garantías procesales pero asegurándole a los bogotanos que se le pondrá una lupa de control fiscal permanente a la troncal de la calle 26 para lograr que no se pierda un solo peso público invertido en este proyecto de movilidad', agregó Ardila.

TEMAS


Conalvías