Retos de las ciudades para la agenda 2030

123RF

Metas para alcanzar el desarrollo sostenible

Fernando Ayala

*Director General de Indra en Colombia.

En septiembre de 2015, más de 150 jefes de Estado y de Gobierno se reunieron para aprobar la agenda que determinaría el futuro del mundo. Este encuentro fue conocido como la “Cumbre del Desarrollo Sostenible”. Con esta iniciativa se fijaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que contienen 169 metas, dentro de las cuales se expone una visión del futuro ambiciosa y transformativa.

De esta manera, se aspira a alcanzar un mundo sin pobreza extrema y lograr un crecimiento económico sostenido e inclusivo, donde las formas de producción y consumo sean sostenibles, se proteja el medio ambiente y se den garantías de progreso a los ciudadanos.

También se espera que la tecnología y la innovación contribuyan a mitigar los efectos del cambio climático y convivan en armonía con la naturaleza, además de dar soluciones a los problemas de acceso a servicios básicos.

Según la ONU, “la expansión de las tecnologías de la información y las comunicaciones y la interconexión mundial brindan grandes posibilidades para acelerar el progreso humano, superar la brecha digital y desarrollar las sociedades del conocimiento, y lo mismo sucede con la innovación científica y tecnológica en ámbitos tan diversos como la medicina y la energía”.

Los avances que hemos tenido tecnológicamente han permitido que desarrollemos soluciones para las necesidades de la sociedad y el medio ambiente.

Un claro ejemplo de ello son las Smart Cities o ciudades inteligentes, que contribuyen al cumplimiento del ODS 11 “Ciudades y Comunidades Sostenibles”. Dentro de este objetivo se contempla aumentar la urbanización inclusiva y sostenible y la capacidad para la planificación y la gestión participativa, integrada y sostenible de los asentamientos humanos en todos los países.

Desde Indra, por ejemplo, trabajamos en un modelo de transformación estratégica de la ciudad mediante un enfoque inclusivo, sostenible y abierto, que cuenta con la participación de todos los actores (público, privado, academia y sociedad civil). A su vez incorporamos todo el conocimiento de los diversos ámbitos de servicio público como la movilidad o la salud, junto con un expertise digital, incluyendo la parte de las tecnologías como IoT, el Big Data, la analítica, entre otros. Igualmente, es importante incluir componentes más disruptivos como el blockchain, la inteligencia artificial, etc.

En Colombia nos acercamos cada vez más a este modelo. Así, en Medellín, Indra ha sido el aliado experto para que esta ciudad pueda ser pionera en su sistema intermodal de transporte público. La tecnología de control de accesos de la compañía está en todos los medios de transporte gestionados por el Metro de Medellín.

Gracias a esta plataforma, que facilita el uso combinado de los diferentes transportes y a los nuevos sistemas de ticketing, los viajeros pueden acceder al tranvía, el metro, los autobuses BRT (Bus Rapid Transit), las rutas de buses alimentadores del metro y las tres líneas de transporte aéreo por cable y a menores costos.

En este contexto, las ciudades inteligentes se convierten en un punto de partida importante y definitivo para sentar las bases del desarrollo sostenible que nos plantea la agenda 2030, no solo porque son determinantes para el futuro del mundo, sino también porque nos guían hacia un verdadero desarrollo de la sociedad y del planeta.

TEMAS


Colombia - Tecnología - Análisis - Sostenibilidad