Rusia destinó US$4.210 millones para los estadios del Mundial 2018

Cada país anfitrión invirtió en 12 escenarios

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Faltan 54 días para el Mundial de Fútbol Rusia 2018, el cual se realizará por primera vez en dicho país. Para este evento deportivo se destinaron US$10.800 millones, de los cuales US$4.210 millones se fueron en la infraestructura de los estadios. “En el caso particular de Rusia, se han dispuesto 12 estadios para cumplir con las exigencias de la Fifa, ocho de ellos construidos especialmente para el mundial”, explicó Carlos Eduardo Villegas Estrada, candidato a Doctor de la Universidad de La Salle.

Sin embargo, no solo a Rusia la Fifa le ha exigido 12 estadios, ya que en la pasada Copa del Mundo (2014), realizada en Brasil, los encuentros entre las selecciones se llevaron a cabo en 12 sedes diferentes. Vale la pena recordar que en dicha ocasión, el gobierno brasileño decidió invertir alrededor de US$13.600 millones, de los cuales se gastaron US$3.349 millones en la construcción y remodelación de los estadios. Es decir que el Mundial de Rusia destinó 25% más recursos a la construcción de las sedes deportivas que Brasil.

Al comparar las inversiones realizadas por ambas naciones, en el tema de estadios, nos encontramos con que el más costoso, de los últimos ocho años, es el Estadio de San Petersburgo (Rusia), con un costo de US$735 millones y una capacidad para 68.134 espectadores.

Luego se encuentra el Estadio Nacional (Brasil), que tuvo una inversión de US$603 millones y que cuenta con una capacidad para 68.009 personas.
Por otro lado, el estadio que tuvo menos inversión, por parte de los organizadores de Brasil 2014, fue el de Arena Da Baixada, ya que se le destinaron US$40 millones, mientras que en Rusia es el de Ekaterimburgo Arena, el cual tuvo un costo total de US$220 millones.

A pesar de las diferencias que hay entre las cifras, es posible afirmar que una de las mayores inversiones que realizan los países anfitriones está en la infraestructura, la cual deben responder a unas exigencias de la Fifa, que son: “que tengan una capacidad mínima de 40.000 lugares. Sin embargo, los recintos que están destinados para la inauguración y la final deberán tener capacidad para 80.000 espectadores”, según la Fifa.

Además de lo anterior, hay otras exigencias como “la tecnología, ya que los estadios deben contar con cámaras, controles de accesos electrónicos. Esto es fundamental para garantizar la seguridad y confort de los espectadores”, según Juan Carlos Rueda, director de infraestructura de Coldeportes.
Es importante rescatar que la Fifa ha venido apostándole a los escenarios sostenibles, es decir que usen energías renovables o que sean amigables con el medio ambiente. Un ejemplo de este tipo de construcciones a las que le está apostando la Federación Internacional de Fútbol, es el Spartak Stadium, ubicado en Moscú, tuvo un costo de US$250 millones y cuenta con capacidad para 43.298 personas.
Dicha construcción cuenta con características que le permiten clasificarse dentro la categoría ‘ambientalmente amigable’.

Algunas de las particularidades del estadio, según la Fifa, es que cuenta con un recaudo de residuos segregados, tiene excelentes vías de acceso, lo que reduce el escape de emisiones de gases de los vehículos, ya que las personas pueden llegar en transporte público u otros medios de transporte alternativos. A su vez, cuenta con equipos con bajo consumo de agua .

En la parte interna de los estadios, no se puede perder de vista que “lo ideal sería situar un estadio en un lugar suficientemente amplio para ofrecer la posibilidad de espaciosas áreas externas de circulación del público, con el fin de evitar las aglomeraciones”, afirmó la Fifa.

Adicional, dentro de la planeación de las sedes deportivas, cada país realiza un diseño especial, debido a que el mundo entero tendrá los ojos puestos en el evento. Por ejemplo, “en los nuevos estadios de Rusia se inspiran aspectos como el agua y viento de la región Volga (estadio de Nizhny Novgorod), la era aeroespacial (Samara Arena) y los picos nevados del Cáucaso (Sochi)”, añadió Villegas.

Así, es posible afirmar que “los escenarios deportivos modernos son un permanente laboratorio del desarrollo tecnológico, especialmente de las telecomunicaciones; cuentan con cámaras aéreas y tableros electrónicos de alta definición y cada vez son más amigables”, concluyó Villegas.
La inversión e innovación en los estadios no para, por ejemplo el Mundial de Qatar (2022) tendrá el primer estadio reciclable del mundo, diseñado por el estudio español Fenwick Iribarren Architects, con el fin de responder a la apuesta de la Fifa por competiciones más sostenible. Dicho escenario tendrá una reducción en los costos , gracias al uso de contenedores.

¿Colombia puede ser sede de un Mundial?
Según Rueda, los estadios de Colombia hoy en día cuentan con condiciones de infraestructura que les permiten llevar a cabo torneos internacionales de la Conmebol. Sin embargo, a estos escenarios deportivos les hace falta avanzar en términos de tecnología y capacidad para organizar eventos como es el caso del Mundial de Fútbol de mayores, ya que tiene unas exigencias que conllevarían un costo muy alto, debido a que los estadios del país son públicos y no privados como en otras partes del mundo.

TEMAS


Conmebol - Mundial de Rusia 2018 - Brasil - Colombia