Visión y prospectividad

Clarita María García

La prospectiva es la identificación de un futuro probable y de uno deseable. Siempre construimos el futuro, para nosotros y para terceros.

Si hacemos muy bien las cosas que debemos realizar, estaremos construyendo nuestro 'mejor futuro', si se llevan a cabo de manera regular o mal seguramente no será tan bueno como el anterior y si no se hace nada, esta vez por inacción otros construirán mi futuro.

La Prospectiva es la disciplina que ha conseguido convertirse en la herramienta clave de esa construcción del futuro deseado y posible.

Según el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 Prosperidad para Todos, Colombia será en 2032 uno de los tres países más competitivos de Latinoamérica. Esa es la meta y el reto que enfrentan las instituciones públicas y privadas. Partiendo de los postulados anteriores, de la globalización mundial en todos los aspectos y de la inserción de nuestro país a los mercados mundiales, Defencarga y 15 empresarios del transporte, inician un periplo de 23 días por la República Popular de China.

El entorno económico internacional en la actualidad se caracteriza cada vez más por su dinamismo y globalización. Tendencias como la creciente interdependencia entre países, la formación de bloques regionales, el surgimiento de economías emergentes en Asia y América Latina, así como los sorprendentes avances tecnológicos en diferentes sectores, configuran un entorno mundial crecientemente competitivo y cambiante.

Como consecuencia de estas tendencias, los fenómenos de globalización de los mercados e internacionalización de las empresas se han acentuado aún más, resultando imprescindible para los empresarios tener una visión cosmopolita e internacional de su actividad y repensar los conceptos y estrategias económicas dentro de un modelo de economía tan abierta.

En un entorno de estas características, el conocimiento de nuevos esquemas, aparece como una necesidad apremiante para las empresas. Hace apenas treinta años, la política empresarial de la mayoría de los países no era ni mucho menos conquistar el mundo, sino ganar dinero en el interior de los límites de la nación; sin pensar en acceder, al menos masivamente, al mercado internacional y rivalizar con otras empresas que estaban del otro lado de las fronteras.

A nivel internacional, los aranceles eran prohibitivos y los empresarios, en sentido general, se centraban en sus propios países. La división del mundo en fragmentos aislados condicionaba también las mentalidades.

En este sentido, la globalización es en la actualidad un factor determinante en el crecimiento económico mundial como consecuencia del debilitamiento de las fronteras en termino de impedimentos, prohibiciones, a la circulación de capitales, bienes y servicios, lo que hace que los mercados ya no sean solamente una región delimitada por las fronteras de un país.

Esta serie de cambios que está experimentando el mundo y que se verán acentuados en las próximas décadas, hace que las organizaciones deban replantearse su forma de producir, comercializar y distribuir sus productos globalmente, adaptándose así a las nuevas reglas, para lo cual las organizaciones deberán ser extremadamente flexibles y adaptables a las nuevas tendencias.

El sector y el impacto en la  competitividad
Según Defencarga, los cambios están impactando la economía, principalmente "el sector logístico donde habrá una mayor incidencia, teniendo en cuenta que de este sector depende el manejo del flujo de materiales desde sus fuentes, pasando por los procesos productivos y hasta los consumidores finales, responsabilizándose en la actualidad y de los residuos generados por el consumo de productos".