¿Es hora de cambiar su computador?

Carolina Jiménez

En un entorno económico que avanza aceleradamente hacia la transformación digital, es muy importante considerar que la tarea incluye estar a la vanguardia en materia de tecnología para soportar la estrategia del negocio, lo cual incluye la actualización de los computadores, que en Colombia habitualmente son reemplazados aproximadamente cada seis años, tanto para uso personal como corporativo.

De los casi dos millones de unidades vendidas en el país en 2017, 65% de ellas fueron adquiridas por los hogares y 35% por las empresas, una cifra que abre un interrogante sobre la renovación de equipos a nivel empresarial.
Un profesional o una empresa que no haya cambiado sus equipos luego de seis o 10 años, debe tener una alerta en diferentes aspectos, pero sobre todo en el rendimiento, pues la lentitud, incomodidad, daños y retrasos podrían ser frecuentes a partir de los tres años de uso, afectando la productividad.
computadores no son eternos

Hay varias razones por las cuales un equipo de cómputo se desgasta, teniendo en cuenta distintas partes de su estructura, entre otras la batería, pantalla, tarjetas, conexiones y disco duro. Este último, por ejemplo, con la escritura y re-escritura, es una de las partes que mayor desgaste tiene, ya sea por fallas electrónicas, mecánicas, daños internos, o por calentamiento.

La vida útil de un portátil depende de varios factores no solo de fabricación, donde la marca aporta un gran porcentaje de tranquilidad y seguridad, sino también del uso. Esto hace referencia a aspectos como: cuánto tiempo permanece encendido; cuál es la intensidad del uso, es decir, qué clase de tareas se realizan y su simultaneidad y el nivel de complejidad de las mismas, lo que determina la cantidad de recursos que consume y sus interacciones.

Así mismo, en la vida útil del equipo influye el adecuado uso y carga de la batería; la temperatura de la superficie y el entorno en donde se utilice el computador; el trato físico que su propietario le brinda durante los traslados de un lugar a otro, y la interacción vital, es decir cosas tan simples como si se come encima del teclado, si se moja con alguna bebida, si está expuesto al polvo, si el equipo es golpeado en la cotidianidad, si permanece en un solo lugar o no, etc.
Afortunadamente la innovación avanza rápidamente tanto en tecnología como en diseño, y esto permite que las personas se beneficien operativamente, se sientan más a gusto y disfruten de todas sus funciones y, claro está, del entretenimiento, cada vez más completo.

En lugar de ahorrar dinero, al no cambiar el computador el empresario podría perder tiempo, disminuir la productividad, poner en riesgo información valiosa, oportunidades y soluciones. Los equipos desactualizados no permiten realizar la variedad de actividades que hoy necesita, ni instalar actualizaciones del sistema, y esto sumado al peso, tamaño y diseño lo convierten en algo obsoleto.

Motivos para cambiar
Entre los beneficios de adquirir nuevos equipos con última tecnología están:
1. Mejorar la conectividad. Los computadores ahora vienen con teclas funcionales que agilizan el encendido, la conexión a las redes y a otros dispositivos inteligentes de la oficina.
2. Actualizar en la nube plataformas, paquetes de oficina, licencias y aplicativos para trabajar sobre las últimas versiones.
3. Mejorar la seguridad, al considerar las nuevas características de autenticación, ingeniería de los discos de almacenamiento y procesadores cada vez menos vulnerables a la acción delictiva.
4. Aumentar su portabilidad a partir de estructuras más livianas y delgadas, lo que beneficia la asistencia a reuniones y la salud de quien lo lleva.
5. Incrementar la disposición para el uso de los últimos accesorios (audio, video, impresión, almacenamiento y juegos, entre otros), al contar con mayor cantidad de puertos y funciones.

TEMAS


Computadores - Lenovo - Nuevas tecnologías - Tecnología