Impresión móvil responde más rápido y mejora el servicio

Kevin Corne

Muchas empresas han dejado que los empleados trabajen de forma remota, con horarios especiales o mientras viajan. El móvil es cada vez más la forma estándar en que trabajamos y está sucediendo rápidamente. De hecho, para 2020, los trabajadores móviles constituirán la mayor fuerza laboral en Estados Unidos (72.3%).

Ya sea que usted sea una nueva Pyme o una empresa establecida, el crecimiento del trabajo móvil es bueno para los negocios. Puede reducir las ausencias de los empleados, aumentar la eficiencia y la productividad, mejorar el servicio al cliente e incluso ayudar a ahorrar dinero. Puede generar mejores empleados al eliminar los requisitos de ubicación y ampliar el conjunto de aplicaciones. Incluso, tiene un impacto positivo en la satisfacción de los empleados, brinda flexibilidad al personal y facilita un mejor equilibrio entre trabajo y vida. Lo que es más importante, la movilidad desempeña un papel fundamental en la transformación digital, que tiene el potencial de abrir incluso mayores niveles de productividad y seguridad en todos los sectores.

A medida que las empresas adoptan el aumento de la fuerza de trabajo móvil, surge una pregunta importante: ¿cómo puede asegurarse de que su infraestructura coincida con los requisitos en constante cambio?

Echemos un vistazo a esta pregunta a través de la lente de su soporte de impresión, mostrando cómo aprovechar el increíble poder de los dispositivos móviles, al tiempo que se equilibran tanto la productividad como la facilidad de uso con seguridad y control.

Desde la impresión móvil al flujo de trabajo del documento. Para que la fuerza de trabajo móvil tenga éxito, los empleados necesitan poder acceder e imprimir documentos en cualquier lugar, en cualquier momento, en cualquier dispositivo. Si bien la impresión es sin duda importante, ahora forma parte de un panorama mucho más amplio que debe abarcar no solo la producción de documentos, sino también el proceso subyacente: el “cómo” y el “qué” de su función de impresión.

Al considerar los procesos actuales, usted podría, por ejemplo, decidir que tiene sentido reemplazar los formularios impresos con los formularios móviles para que los empleados puedan recopilar datos mientras están sobre la marcha. Esto no solo permitirá que la información entre más rápidamente a sus sistemas, sino que al analizar los procesos alrededor de los formularios, puede saber cuándo es necesario que los empleados impriman, qué ruta toma el documento y dónde se esconden las ineficiencias. En seguida puede abordar estos problemas como parte de su estrategia móvil más amplia.

Una experiencia perfecta para los usuarios de dispositivos móviles. Por supuesto, para que un nuevo proceso funcione, los empleados deben usarlo en primer lugar, algo que no siempre es un hecho y que las organizaciones pueden pasar por alto debido a su costo. Después de todo, ¿para qué sirve una solución de impresión más móvil si nadie la aprovecha?

Por esta razón, la facilidad de uso desempeña un papel vital para fomentar la adopción de soluciones móviles. Pero, ¿en qué consiste esto realmente?

Para los usuarios de dispositivos móviles, la impresión debe ser sencilla, sin una configuración o manipulación compleja, es decir, sin descarga del controlador de la impresora.

También debe existir una manera rápida e intuitiva de establecer preferencias y seleccionar medios. En la práctica, imprimir un documento desde su teléfono inteligente debe ser tan fácil como enviar un correo electrónico.

Además, usted desea una solución que sea de multiplataforma, con una aplicación móvil para dispositivos iOS, Android y Windows, y que pueda manejar archivos grandes o complejos (hojas de cálculo, archivos PDF, presentaciones).

La conclusión es que imprimir sobre la marcha debe ser tan sencillo como imprimir en la oficina.

TEMAS


Smartphone - Impresoras