Los frentes de batalla de Facebook para recuperar la confianza

La red social confirmó que Huawei es uno de los 60 fabricantes de dispositivos con los que compartió datos de usuarios.

Diario Financiero

El precio de las acciones de Facebook se ha recuperado de sus pérdidas luego de los reportes de una filtración masiva de datos a Cambridge Analytica en marzo, pero está quedando demostrado que no será tan fácil revivir la confianza entre accionistas y legisladores.

La mayor red social del mundo confirmó el martes que la china Huawei es uno de los 60 fabricantes de dispositivos con los que compartió datos de usuarios, como parte de las asociaciones que permitían crear “experiencias similares a Facebook”.

Otras tres empresas chinas -Lenovo, Oppo y TCL- tuvieron sociedades similares, pero Estados Unidos ha estado rechazando particularmente el uso de Huawei en redes de telecomunicaciones y en bases militares debido a supuestos vínculos con el Partido Comunista chino.

Facebook insiste que no hay evidencia de un mal uso de la información que en muchos casos, incluso con Huawei, se almacenaron en dispositivos individuales en lugar de servidores. Huawei, en tanto, dice que nunca ha recopilado ni almacenado datos de usuarios.

Pero las revelaciones han creado nuevos problemas para Facebook en Washington, donde ha pasado de ser la estrella tecnológica a la paria en los últimos 18 meses, en medio de las revelaciones sobre la intromisión de Rusia en las elecciones y sus laxas prácticas de privacidad.

El intercambio de datos de la compañía con las cuatro empresas chinas ha arrastrado a la red social, por primera vez, a un debate más amplio sobre seguridad nacional respecto de las relaciones corporativas de EEUU con China, al tiempo en que desató una reprimenda por parte de legisladores que acusaron al presidente ejecutivo Mark Zuckerberg de carecer de honestidad.

Batalla legislativa

La filtración fue reportada por primera vez en The New York Times y no revelada voluntariamente por Zuckerberg en sus diez horas de testimonio ante el Congreso en abril. Dos legisladores que lideraron la inquisición criticaron ayer a Zuckerberg por no haber informado al Congreso sobre el intercambio de datos en China.

En un inusual comunicado conjunto, Greg Waldren, el presidente republicano del Comité de Energía y Comercio de la Cámara, y Frank Pallone, el principal demócrata en el comité, dijeron: “En nuestra audiencia con el CEO Mark Zuckerberg, los miembros bipartidistas del comité hicieron preguntas directas sobre Facebook compartiendo datos personales con terceros. Claramente, las asociaciones de la empresa con tecnológicas chinas y con otras firmas debieron ser reveladas ante el Congreso y ante los ciudadanos estadounidenses”.

“El espíritu de nuestras preguntas sobre el acceso de terceros a los datos de usuarios no debería haber requerido el conocimiento técnico de los acuerdos legales que Facebook tiene con los fabricantes de dispositivos para obtener respuestas claras para el público”, escribieron.

Jim Lewis, analista en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, un think-tank, dijo que dicho intercambio de datos era una práctica empresarial normal, pero que hacerlo con empresas chinas planteaba un conjunto único de problemas. “El gobierno chino puede, cuando así lo desee, tener acceso a esta información. Ninguna compañía china puede hacerles frente. Y podrán usar esto con fines de inteligencia si lo desean. Ciertamente, han estado recopilando una gran cantidad de datos durante los últimos años”, dijo.

Bill Nelson, el principal demócrata en el comité de Comercio del Senado, quien cuestionó al jefe de Facebook en abril, dijo: “Es difícil saber qué es verdad ahora, especialmente luego de que Mark Zuckerberg fallara incluso en mencionar que Facebook tenía muchas asociaciones de intercambio de datos, durante sus intervenciones recientes ante el Congreso. Y, ahora conocemos que dio acceso a China a los datos de usuarios. ¿Qué sigue?”.

Facebook argumenta que las asociaciones de intercambio de datos con fabricantes de dispositivos son muy diferentes de las que tienen con desarrolladores externos, donde admite que la privacidad del usuario no estaba lo suficientemente protegida. En estas asociaciones, Facebook trabajó estrechamente con fabricantes de dispositivos y los datos fueron utilizados para mostrar una versión de Facebook, no para publicidad o creación de perfiles.

Marco Rubio, el senador republicano por Florida, escribió en Twitter que ello podría ser un “problema muy grande”: “Si Facebook dio acceso especial a Huawei a datos sociales de los estadounidenses, (podría) haberlo hecho directamente con el gobierno de China”.

Crítica de inversionistas

Mientras los políticos se muestran frustrados con la percepción de falta de franqueza de Zuckerberg, muchos accionistas ordinarios votaron en contra de la gerencia en una tensa reunión anual el pasado jueves, cuyos resultados se publicaron el martes.

Más de 60% de los accionistas con papeles ordinarios clase A votaron por un sistema simple de un voto por acción, descontentos con la estructura de participación de clase dual que permite a Zuckerberg y a personas con información privilegiada ganar todos los votos.

Los accionistas también proponen que la gerencia de Facebook se anticipe a los problemas antes de que surjan, solicitando el establecimiento de un comité de supervisión de riesgos y un informe de gestión de contenido.

TEMAS


Facebook - Huawei - Lenovo - Estados unidos - China