Para finales de este año, 1,7 millones de personas en el mundo harán coworking

Bloomberg

El modelo se apalanca en los millennials y en los emprendedores

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Los constantes avances de internet no solo han llevado a que se desarrollen nuevas tecnologías que han modificado y creado diferentes modelos de negocios como lo que ha sucedido con el sector hotelero y Airbnb o el servicio de transporte público y Uber, sino que también han cambiado el paradigma de cómo se trabaja en ciertas profesiones como comunicación, ingenierías o marketing.

Dentro de ese cambio en la manera como se trabaja actualmente, se puede resaltar que ya son varios los empleos que no se realizan en una oficina convencional o planta productiva, sino que se pueden desempeñar desde la casa o desde cualquier lugar del mundo donde se cuente con conexión a internet.

Bajo esta nueva realidad nacen los espacios de coworking, un término que surgió en 1995 cuando el diseñador de videojuegos Bernard De Koven lo utilizó para describir el trabajo colaborativo.

Actualmente, existen espacios laborales que se denominan así porque ofrecen la posibilidad de que sus usuarios compartan, no únicamente un espacio físico de oficinas y salas de reuniones, sino que hagan networking, que se cree una comunidad que intercambie iniciativas y trabajo, es decir que entre las personas que asisten a estos espacios, se formen vínculos empresariales y comerciales.

Según las empresas que proveen estos servicios, los principales usuarios suelen ser profesionales independientes, freelancers, emprendedores, startups y quienes teletrabajan. Igualmente, pueden ser personas que viven en otros países, que estarán por una temporada en la ciudad.

De acuerdo con el 2018 Global Coworking Survey, para finales de este año, 1,7 millones de personas estarán trabajando en 19.000 espacios de coworking alrededor del mundo.

“Se espera que para 2025, el coworking represente 30% del total mundial de oficinas. Su crecimiento ha sido de más de 75% y todavía puede aumentar, pues está apalancado por los millennials y los emprendedores. Hoy los millennials representan 35% de la fuerza laboral en Estados Unidos y se espera que para 2025 serán 75% de la fuerza laboral del mundo”, dijo Lisandro Videla, vicepresidente de distribución y mercadeo de Prodigy Network, plataforma de inversión en bienes raíces de la que hace parte The Assemblage, que ofrece estos espacios en Nueva York.

Los costos en cada sitio de coworking varían, pero el modelo suele funcionar con membresías mensuales, por medio de las cuales los miembros pueden acceder a trabajar en las zonas comunes, a tener su propio escritorio, una oficina o, incluso, a rentar un piso completo.

“Una ventaja es que adquirir una membresía tiene menor costo que arrendar una oficina. El valor mensual de nuestra membresía que consta de una oficina para cuatro personas es US$6.500, mientras que el arriendo de una oficina similar en la misma zona de la ciudad cuesta, en promedio, US$12.500. Además, nuestra tarifa incluye desayunos y almuerzos”, señaló Pedro Caballero, analista de Prodigy Network.

Así mismo, en WeWork, la mayor firma de coworking del mundo, que cuenta con más de 1.300 miembros en cada edificio, se obtiene todo lo que se tendría al rentar una oficina y se paga aproximadamente 25% menos por mes.

LOS CONTRASTES

  • Karen ScarpettaDirectora de WeWork para Colombia y México

    “Hay un gran cambio en la manera en que trabajamos, más enfocado en realización personal e impacto”. Apoyamos ese cambio”.

Por otro lado, para generar espacios de encuentro entre los miembros y lograr que personas de diferentes industrias trabajen en equipo, los lugares de coworking no solo cuentan con estancias comunes en las que los miembros pueden interactuar, sino que algunos de ellos ofrecen eventos y clases.

Ese es el caso del colombiano HubBOG campus for startups, que por un mes de coworking, ofrece un curso gratuito en temáticas digitales. Además, ofrecen otros cursos acerca de ventas e inversión, pues este espacio se convirtió también en un programa acelerador de emprendimientos, que ya está valorado en US$50 millones.

En WeWork también realizan eventos diarios en sus edificios para que las personas se conozcan y organizan charlas con empresas, líderes de negocio y emprendedores. Así mismo, en sus instalaciones, The Assemblage realiza charlas semanales acerca de temas de interés para sus miembros y eventos en los que estos pueden presentar los productos o servicios en los que trabajan. También cuentan con espacios de relajación y clases de yoga y meditación. Adicionalmente, han desarrollado una especie de red social interna parecida a LinkedIn.

Bogotá tiene más de 20 espacios para coworking
En la capital del país ya hay más de 20 empresas que ofrecen espacios de coworking. Si bien la mayoría de estos edificios están ubicados al norte de la ciudad, también hay unos cuantos que abrieron sus puertas en el centro, en Chapinero, en Teusaquillo y en Salitre. Esta modalidad también se ha extendido a otras ciudades como Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. De hecho, en esta última, funciona Coworking Labs, un espacio de emprendimiento colaborativo que fue diseñado por la cámara de comercio de esa ciudad.

TEMAS


WeWork - Emprendimiento - Startups - Oficinas - Teletrabajo