Abercrombie & Fitch gana un 51.6% menos en el primer semestre de 2012

Ripe

La compañía ratificó sus intenciones de frenar su expansión internacional y reducirá sus aperturas previstas para Hollister.

La expansión internacional sigue pasando factura a Abercrombie & Fitch, según el portal español Moda.es. La compañía estadounidense registró en el primer semestre de 2012 un resultado neto de US$15.5 millones, un 51.6% menos que en el mismo periodo del año anterior, por la desaceleración de su actividad internacional, pero también en Estados Unidos, algo que no ocurría desde 2009.

Las ventas de la empresa en este periodo (que concluyó el 28 de julio) aumentaron un 4% en relación a los seis primeros meses de 2011, hasta los US$951.4 millones.

Dentro del mercado de la moda, sus ventas en superficie comparable entre febrero y julio cayerón un 11% en las tiendas Abercrombie & Fitch y un 10% en Abercrombie Kids y en Hollister.

El beneficio bruto de la compañía en este periodo fue del 62.5%, 110 puntos por debajo del que registró en el primer semestre del año anterior. Este descenso fue producido por un aumento del coste medio por unidad y la fortaleza del dólar respecto a otras divisas.

Frena apertura de tiendas
Durante estos meses, la empresa ha abierto un establecimiento conjunto de Hollister y Gilly Hicks en Regent Street, en Londres; siete tiendas Hollister y otras tres de Gilly Hicks fuera de Estados Unidos; además de un establecimiento insignia de Abercrombie & Fitch en Hong Kong.

Para el segundo semestre de 2012, el grupo prevé un comportamiento similiar en el volumen de negocio y estima que las ventas por superficie comparable desciendan en torno a un 10%. Además de preveer un descenso de la facturación, Abercrombie & Fitch estima que volverá a verse perjudicada por la divisa.

Tal y como ya comunicó a principios de agosto, la empresa confirma que frena sus planes de expansión internacional, que reducirá el número de aperturas previstas para Hollister y que paraliza la puesta en marcha de la tienda insignia en Shanghai. Por otro lado, el grupo explica que apostará por mercados en los que todavía no está presente para evitar la canibalización.