Ahora las personas se preocupan mucho más por lo que comen, según estudio

Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co

Las tendencias por consumir una comida más saludable siguen creciendo. Según datos de encuestados mencionaron que en las cartas de los restaurantes, las opciones saludables por lo general no suenan apetecibles al paladar. También se demuestra que el 57% de los entrevistados creen que la opción saludable tiende a ser más cara.

Hoy alrededor del mundo hay unos 1.000 millones de adultos en condición de sobrepeso y cerca de 300 millones de pacientes con obesidad. Se cree que para el 2015 esta cifra suba hasta alcanzar 1.500 millones de personas.

Pero definitivamente las personas que interfieren en la preparación de la comida, con pequeñas acciones pueden lograr importantes cambios para ofrecer platos más balanceados y saludables.

Según dice el Reporte Mundial del Menú: “Nutrición que Atrae”, las personas realmente quieren tener la opción de consumir alimentos mucho más saludables cuando comen por fuera de su casa, pero no significa que al hacerlo, los alimentos tengan un gusto diferente al paladar y que dejen de ser platos deliciosos.

Otro dato interesante, hecho por Unilever Food Solutions comprueba que el 66% de comensales podrían elegir un plato ligeramente más saludable en alguna de sus comidas si tiene las siguientes características: que lleve más vegetales, que sea bajo en grasa, que el tamaño sea el adecuado, que su cocción sea a la parrilla y que sea bajo en calorías.

Una tendencia que demuestra el estudio es que los encuestados desean comer en forma más saludable cuando salen. Del total de entrevistados, las dos terceras partes consideran que podrían buscar la opción más saludable del menú, aunque finalmente no la ordenen. En los resultados también se refleja que el 72% de los comensales concuerdan que cuando se sale a comer, se hace por darse un gusto gastronómico.

Dada esta problemática se impone el dilema entre la intención y la elección a la hora de la comida, lo que la gente quiere comer, por lo general prevalece sobre lo que piensa que debe comer.

Pero también existen otras razones por las cuales se escoge la comida sana. El sabor es una de las favoritas ya que el 44% de los encuestados prefieren una comida deliciosa, si en la carta no hay un plato sano interesante, no se consume.

Se busca más información nutricional

En estos estudios también se refleja que los comensales desean más información nutricional en los menús para ayudarles a tomar una decisión informada y saludable cuando se come fuera. Este informe deja claro que, aunque los comensales quieren alternativas más saludables en los menús, el 43% de la gente admite un inconveniente principal cuando piden una opción saludable: ellos creen que los platos más saludables suenan menos sabrosos cuando se describen en un menú.