Conozca por qué beber cerveza en botella puede tener nuevo atractivo gracias a Donald Trump

Colprensa

Bloomberg

Las empresas de bebidas siempre han tenido que decidir: ¿botellas o latas?

Ahora el presidente Donald Trump está trayendo nueva urgencia a la pregunta.

Con la amenaza de aranceles de Estados Unidos potencialmente aumentando el costo del aluminio, la industria del vidrio ve una oportunidad de ganar más conversos.

Lynn Bragg, que dirige un grupo del sector de embotellado, señala que el vidrio utilizado para hacer botellas proviene en gran parte de fuentes nacionales. Y es infinitamente reciclable. En otras palabras, Go #TeamGlass.

“Estamos aquí para ayudar”, dijo Bragg, presidenta del Glass Packaging Institute, que representa a las empresas de fabricación de envases de vidrio. Hay 45 plantas en 22 estados.

Por supuesto, aunque los aranceles aumenten el costo del aluminio, las latas tienen ventajas considerables sobre las botellas. Son mucho más ligeras y no se rompen. La durabilidad ayuda a facilitar el transporte, además de evitar contratiempos por borrachos.

Es por eso que los contenedores de aluminio han estado en alza en los últimos años. El volumen unitario total de latas de metal vendidas en Estados Unidos aumentó 1,4% entre 2011 y 2016, mientras que el de botellas de vidrio cayó 1,4%, según datos de Euromonitor International.

Además de usar aluminio para latas, los mayores vendedores de cerveza han estado intercambiando vidrio por metal en la clásica forma de botella.

Luego está el ángulo psicológico: las botellas de vidrio definitivamente tienen un ambiente más elegante. Pero para algunos estadounidenses, aranceles o no aranceles, nada es mejor que beber una barata cerveza nacional desde una lata.

TEMAS


Cerveza - Consumo de cerveza - Donald Trump - Presidencia Trump - Aranceles - Acero - Aluminio