Brutal, un restaurante y bar con concepto neoyorquino que conquista a Medellín

Están nominados como mejor nuevo restaurante en la ciudad.

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co

Definido como “ir por el sueño” y después de un año y medio de intenso trabajo de investigación y validación de hipótesis en el sector gastronómico de Medellín, Carlos Aguilar y Sara Aguilar llegaron a la conclusión de que en la ciudad se debía crear un restaurante ‘contemporáneo’ que fusionara un excelente servicio y una deliciosa comida en un ambiente seductor, con una orientación especial que respondiera a las exigencias de los clientes y de la comida moderna.

Fue así como nació Brutal, un restaurante y bar con énfasis en parrilla, donde sus platos están diseñados para compartir e interactuar, y así lograr el mejor balance entre comida y diversión.

Carlos Aguilar o ‘Capeto’, como lo llaman sus amigos, señaló que “Brutal es un lugar moderno, con concepto neoyorquino, sencillo, y diseñado con especial cuidado en el detalle; que da vida a cada uno de sus espacios arquitectónicos creando una propuesta acogedora y única, que nos diferencia de las promesas o estándares que ofrece el mercado actual en la ciudad”.

“Esencialmente nos une la parrilla, donde integramos los productos de la tierra y del mar. Somos una cocina del mundo, una mezcla de diferentes técnicas gastronómicas. No nos identificamos con ninguna región en especial, pero tomamos lo mejor de algunas y, respetando sus métodos, las incorporamos en nuestro menú”, expresó Capeto.

De esta manera, le dan personalidad a la presentación de los platos, incorporándoles talento, creatividad y mucha pasión. Ofrecen una propuesta de comida incluyente pues además de la especialidad en cocinar con fuego, también tienen otras opciones entre fríos y calientes, para atender otros clientes como vegetarianos, o aquellos que no comen mariscos o carnes rojas.

La magia de Brutal, su ambiente y la cuidadosa selección de su música, se funden con la atmósfera de diversión de los clientes, y hacen de este un
espacio social para ir a comer y entretenerse, disfrutando de un momento especial.

Así mismo, para esperar mesa, iniciar o terminar la noche, se creó Brutal Bar, un espacio imantado de energía donde la música, el ambiente y los arrebatadores y exóticos cócteles hacen de este un espacio seductor.

“Nuestra actitud en el servicio, nace de la obstinación de hacer de este una experiencia incomparable para nuestros clientes de principio a fin en su visita. Lo anterior, hace parte del reto para que nuestros clientes y amigos vuelvan”, agregó Capeto.

Con una carta simple pero contundente, los visitantes resaltan entradas como Carnudo, un jugoso y crocante chicharrón de cerdo; y Seducción, un ceviche de mar con arrebatadores sabores cítricos. Entre las sopas resalta Del Mar, preparada con mariscos al estilo costeño.

Como platos fuertes están Monumental, un codillo de cerdo al confit. En parrilla, destacan Brutal Tomahawk, un especial corte importado sellado al grill; Devorate, costillas parrilla en salsa de mango y uchuva; y los Fortachones, langostinos a la parrilla servidos sobre un picadillo criollo de pimentones asados bañados en salsa de eneldo. parrilla servidos sobre un
picadillo criollo de pimentones asados bañados en salsa de eneldo. Entre las  escoltas los clientes valoran el Desgranado de maíz dulce con tocineta, cebollina y queso, y el Derroche un aligot de papa aligerado con quesos maduros.

Para terminar, el sorprendente postre Golpe Brutal, un brownie con helado, torta y crocante de chocolate bañados en salsa caliente de chocolate.

Por su originalidad, Brutal está nominado como mejor nuevo restaurante en Medellín.

Capeto concluyó que “nos sigue seduciendo esta ciudad y continuamos creyendo en nuestro país. Es bueno enfrentar nuevos retos cuando crees que el esfuerzo vale la pena. Estamos dispuestos a trabajar duro para ser creadores de nuevas y gratas experiencias, pues somos unos apasionados por el servicio, y estar aquí es algo más que un trabajo, es un gusto por esta ocupación. Porque creemos que Colombia es misión de todos, imantados de buena energía vamos con toda. Somos gente que ama esta vuelta”.

Para empezar a compartir: Carnudo

Es un crocante y jugoso chicharrón, acompañado de un singular chimichurri.

Como plato principal: el Monumental

Codillo de cerdo confit, bañado en salsa de echalote y champiñones al tomillo.

Para terminar:  el Golpe Brutal

Postre sobre cama de agraz, torta de chocolate, helado y brownie bañado en salsa caliente de chocolate.

TEMAS


Gastronomía - Medellín - Restaurantes - Bares - Consumo de carne - Colombia