Cataratas del Iguazú, una maravilla de la naturaleza que atrae a 1,3 millones de turistas

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Es tal vez la frontera más dinámica y activa del continente. Allí confluyen terrenos de tres países del sur de América, para más señas de Paraguay, Brasil y Argentina.

Sus dos principales afluentes, el río Paraná y el Iguazú, son los responsable de que este triángulo territorial sea el origen de dos maravillas del mundo así catalogadas en 2012: la Represa Binacional de Itaipú y las Cataratas del Iguazú .

La primera, es una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno y la segunda una de las 7 Maravillas de la Naturaleza. Ambas tienen un denominador común: comparten un territorio binacional y encierran 3 ciudades (Ciudad del Este en Paraguay, Foz de Iguazú en Brasil y Puerto Iguazú en Argentina) que juntas concentran una población cercana a 650.000 personas.

¿Qué hay detrás de estas maravillas?. La respuesta emerge viajando a Iguazú. En esta zona de frontera hay 3 aeropuertos internacionales y por este territorio al año se mueven no menos de 3 millones de turistas.

Desde Colombia se puede ir a este destino tomando la ruta directa Bogotá-Lima-Foz de Iguazú que ofrece la aerolínea LAN y según anunció el Secretario de Turismo de este municipio brasilero que hace parte del Estado del Paraná, Felipe González, están negociando con Avianca abrir una nueva ruta desde Bogotá. “Esto nos permite no sólo entrar más al mercado de Colombia, sino también a Estados Unidos y Centroamérica”, dijo.

En este destino, las Cataratas del Iguazú, sin duda, se roban el show. Sólo a ellas llegan por año 1,3 millones de personas, de los cuales casi 650.000 son extranjeros de más de 160 países. Se formaron hace unos 200 años y cubren un territorio biodiverso de más 250.000 hectáreas protegidas compartidas entre Brasil y Argentina. Una muestra de su magnitud son sus 80 metros de altura, sus 2.700 metros de ancho, sus 275 caídas y en algunas épocas por ella se pueden deslizan 2.000 metros cúbicos de agua o más por segundo. Las cataratas fueron declaradas por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad en los ochenta, pero en los años 30 del siglo 20 se crearon los Parques Nacionales Iguazú. Por el lado de Brasil cobija 185.000 hectáreas y en Argentina 67.000. Si bien por cada lado de los parques, cuyo costo de ingreso es de unos US$30, el turista tiene contacto con las cataratas, para entender y vivir la experiencia de esta maravilla hay que ir por los dos lados. Desde Brasil se ve su magnitud y esplendor y por Argentina se siente y se vive.

Iguazú, que en voz guaraní significa agua grande, ha desarrollado alrededor de las cataratas una oferta turística en la que el viajero queda, literalmente, atrapado. En los parques hay hoteles, se hace safari ecológico en caminata o bicicleta, deportes extremos, recorridos biodiversos y el más atractivos de ellos: los botes que llevan al viajero a sentir el agua de las cataratas a unos metros de la Garganta del Diablo, el salto más grande de esta maravilla natural.

Muy cerca de los parques naturales está la Represa de Itaipú y aquí ya el viajero pisa terreno binacional de Brasil y Paraguay. Fue la más grande presa del mundo hasta la construcción de Las Tres Gargantas en China. Sin embargo sigue siendo la que más energía genera con una capacidad de 14.000 megavatios (MW) que abastece cerca de 20% de la energía que consume Brasil y más de 90% de Paraguay.

La Represa Binacional hecha sobre el río Paraná, que costó US$12.000 millones de 1973 y que comparten en partes iguales estas dos naciones, además de energía tiene un complejo turístico. Alrededor de sus 20 unidades generadoras, de 700 MW cada una, esta maravilla del mundo moderno atrae unos 500.000 turistas por año quienes pueden recorrerla, escucharla, mirarla y disfrutarla. Allí mismo en Itaipú, que significa la piedra cantante, está la Universidad Latinoamericana (Unila).

Foz de iguazú: esfuerzo común

En 2007 empezó una alianza público-privada en Foz de Iguazú que no sólo potencializó el sector turístico de este municipio brasileño, sino que lo puso a crecer por encima de 10% en flujo de visitantes al Parque Nacional Iguazú. Esta localidad con tan sólo 300.000 habitantes cuenta hoy con cerca de 22.000 camas, pero el objetivo de las autoridades locales es ampliarse a 24.250 para llegar a unos 120 hoteles para todos los gustos y bolsillos. Allí se puede conseguir alojamiento desde US$20. En el segmento de convenciones ofrece más de 22.000 sillas. Allí está también el Parque de Las Aves, un atractivos más que hacen de esta región una de las más visitados de Brasil.

Turistas de alta gama

La estrategia de Buenos Aires apunta a un turista de alta gama y de poder adquisitivo. La capital argentina recibe al año unos 4 millones de turistas extranjeros y buscan incrementar el potencial mostrando sus innumerables atractivos. Uno de ellos es Puerto Madero el último y hoy un exclusivo barrio de Buenos Aires. Allí están localizados los hoteles más lujosos, cuyas tarifas rodean los US$500 por noche, y hay un polo gastronómico importante que incluye cena-show (tango) a un precio entre US$80 y US$ 200 por persona. Faena Hotel es una de esa oferta. “Somos un resourt urbano. Aquí está la gastronomía, el tango, el vino y el entretenimiento”, dijo el gerente Ariel Barrionuevo.

La opinión

Felipe González

Secretario de turismo de Foz de Iguazú

“El sector público y privado tiene el proyecto de invertir grandes inversiones para fortalecimiento en el tema turístico que incluye infraestructura y promoción”

TEMAS


Argentina