Científicos creen haber hallado fresco perdido de Leonardo Da Vinci

Reuters

Tras solo unas semanas después de haber hallado la gemela de La Mona Lisa en el Museo del Prado, científicos anuncian pruebas de un fresco de Leonardo da Vinci tras un muro del Ayuntamiento de Florencia.

¿La razón?
A inicios del siglo XVI se le encargó a Da Vinci pintar un fresco que celebrara la victoria de Florencia sobre los milaneses en una batalla en las llanuras de Anghiari. Sin embargo, éste abandonó el proyecto un año después, al parecer, porque la técnica experimental para los frescos no tuvo éxito. Los restos del original se perdieron 50 años después, cuando Giorgio Vasari renovó la gran Sala dei Cinquecento en el Palazzo Vecchio y se le ordenó pintar otro fresco: La batalla de Marciano. Muchos creen que Vasari no soportaba destruir una obra de Da Vinci, y construyó una nueva pared con un pequeño espacio de aire para preservar lo que quedaba de la obra.

Los científicos usaron cámaras endoscópicas y herramientas de alta tecnología, en unas grietas ya existentes en la pared exterior donde se conserva el fresco de Vasari, y tomaron muestras de sustancias. 'Hemos hallado restos de pigmentos que parecen ser los que se sabe que usaba Leonardo en exclusiva', dijo Maurizio Seracini, experto en diagnóstico de arte que lleva tres décadas siguiendo el rastro del `Leonardo perdido`, como se le conoce.

Algunos historiadores de arte retiraron su apoyo y pidieron a las autoridades florentinas que detuvieran la investigación, ante el riesgo de dañar el fresco de Vasari, y porque creen poco probable que el Leonardo original estuviera allí. Sin embargo, el alcalde de Florencia, Matuteo Renzi, dijo que creía que el fresco de Da Vinci está detrás del muro y que la tecnología moderna permitiría al público apreciar tanto el Leonardo como el Vasari. 'Pero si tuviera que elegir, elegiría el Leonardo', finalizó Renzi.