Colombianos hicieron realidad la reapertura del Arsenal de Venecia

Kathy García - kgarcia@larepublica.com.co

David Morales Hernández y Andrés Holguín fueron los encargados del rediseño interior del edificio Tesa 105, la nueva puerta de acceso norte al complejo histórico del Arsenal de Venecia, construido durante el siglo XIII como astillero y base naval de la ciudad. El lugar se convirtió durante muchos años en una de las fábricas más grandes del mundo.

Los arquitectos uniandinos llegaron a desarrollar esta importante labor al ganar el premio de reconversión del edificio Tesa 105, en un concurso internacional de arquitectura convocado en 2006 por la empresa Arsenale di Venezia S.P.A. Después de dos años de proyecto y uno de obras, el edificio fue terminado en el segundo trimestre de 2012.

Morales y Holguín tuvieron la oportunidad de construir su propuesta de concurso, convirtiéndola en la entrada norte al Arsenal de Venecia, inaugurada el pasado abril por el alcalde de la ciudad, Giorgio Orsoni, y el director de la agencia de patrimonio estatal, Stefano Scalera, quien calificó la intervención como 'una recuperación símbolo que sirve de ejemplo para toda Italia'.

¿Qué otras funciones cumple? Alberga el atrio de ingreso, oficinas, librería, cafetería, e incubadoras de empresas. El criterio adoptado para la intervención es la yuxtaposición de dos estilos de arquitectura diferentes: el histórico (contenedor) y el contemporáneo (contenido). Ambas estructuras mantienen su autonomía formal y establecen un diálogo entre los elementos.

En la construcción del nuevo edificio se usó cristal, acero, y piezas cerámicas. El rango cromático se redujo a blanco y variaciones del gris, para evitar el conflicto visual con la expresividad del ladrillo original.

Los arquitectos colombianos concursaron entre 122 participantes de más de 11 nacionalidades. Medios italianos reportaron la inauguración como un hecho muy importante para la ciudad llevando al Arsenal un paso hacia el futuro.