Conozca cuáles son los principales beneficios de la moda personalizada

Los trajes son los más demandados.

César D. Rodríguez Flórez - cdrodriguez@larepublica.com.co

A la hora de elegir una prenda de vestir o un par de zapatos, lo más común es buscar el tallaje indicado en algún lugar comercial. Sin embargo, lo mejor de la moda está pensado para las personas que hablan directamente con una casa de diseño para que les sugieran telas, colores y medidas precisas de manera que sea ropa única.

Esto hace parte de las nuevas propuestas del sector textil que se ha convertido en tendencia desde que aparecieron los primeros diseñadores que ofrecían trajes para personas de negocios.

Así se ha definido la sastrería a la medida, momento en el que el cliente debe dedicar algo de su tiempo para tener una asesoría extensa con el diseñador quien con metro en mano y paletas de colores en su taller le ofrece una serie de prendas totalmente exclusivas.

La tendencia ha sido tan alta que el Centro de Observación de Textiles y Moda Federico Rivera, ha señalado que en Colombia es un país que ha generado un crecimiento de 43% desde 2014 de nuevos diseñadores que dedicados exclusivamente a ofrecer piezas a la medida y personalizadas.

Esto llevó a que por cada 10 compras de ropa y calzado en 2017, entre dos y tres fueron hechas según especificaciones del propio cliente.

Se trata de un ejercicio que surgió hace muchos años, según el diseñador Ricardo Pava, “los italianos empezaron con esta propuesta desde el siglo XVIII, al que se le confeccionaba realmente era de la nobleza, que asumía un papel fundamental entre ese entorno pues todas las prendas las elaboraban en procesos detallados a mano”.

Teniendo en cuenta las prácticas de la moda personalizada, LR destaca algunos de los diseñadores dedicados a este tipo de creaciones personalizadas entre trajes formales, chaquetas y calzado.

Ducky Black
Por Luisa Alvarado
A la hora de hablar de prendas en cuero, la diseñadora Luisa Alvarado ha logrado ganar terreno en el área por sus trabajos. Lo icónico son las chaquetas que bien se basan en el estilo adult punk rock chic, pero que pueden ser lucidas por hombres y mujeres de cualquier edad e incluso niños. Su proceso de confección es tan detallado en medidas, colores y materiales que según las exigencias del cliente que pueden tardar semanas en confección con prendas entre $250.000 a $1 millón.

Ricardo pava
Desde $2 millones
Con más de 25 años en el mercado y la industria de la moda, Ricardo Pava figura como uno de los diseñadores más recomendados para hacer un traje a la medida y para todo tipo de ocasión que está listo en un plazo de 10 días. “Contamos con un valor agregado y es que el mismo diseñador es quien asesora al cliente y le da los consejos necesarios e incluso le muestra cómo es la construcción del producto a través de un software”. apuntó el referente de la moda.

Bermelio 
Precios desde $900.000
Según los gustos, la altura, la contextura e incluso la personalidad que vea el diseñador en cada cliente, le hace una serie de recomendaciones para que escoja lo que mejor se adapte a su cuerpo. Además, se aconseja la solapa, los colores y si el cliente lo pide, hasta detalles en los botones que desea que lleve su traje, que estará listo en 15 días. “Queremos apuntarle a un cliente que busca exclusividad y confort, que no piense tanto en lo fashion”, dijo Roberto Rivera, diseñador del lugar.

Valencia Sartoriale
Múltiples diseñadores
En Valencia Sartolare creen en el arte hecho con las manos. Sus métodos se basan en la herencia de la artesanía, en el conocimiento que ha pasado por las manos de su familia. Su metáfora: están convencidos en la tradición así como la aguja pasa a través de la tela. Para Valencia Sartolare ese es el sentimiento que los une, el amor al arte sartorial, a la cultura que nació en Savile Row y que, según afirman, han adaptado en la capital y a nuestro tiempo con camisas, trajes y abrigos.

Le Zapatiere
Natalia y Nicolás Campuzano
La exclusividad en moda personalizada no solo se basa en las prendas superiores, también está en el calzado. Así es que los diseñadores Natalia y Nicolás Campuzano han logrado presentar en su propia tienda una serie de piezas únicas. Sus clientes saben que botas, botines, sandalias o zapatos tradicionales son hechos según algunas ideas de los creativos y sobre sus exigencias por lo que no estarán entre un amplio grupo de personas. Los ejemplares van desde $300.000 en adelante.

TEMAS


Moda - Entretenimiento - marcas - Cultura