Conozca la “carta” de las 5 piscinas más lujosas alrededor del mundo

Expansión

Un baño en piscina no suena como el más exclusivo de los planes para disfrutar unas vacaciones. Además de estar asociadas a un uso masivo, los balnearios artificiales siempre estarán a la zaga de lo que puede ofrecer la naturaleza, con un amplio catálogo de ríos, cascadas y sobre todo impresionantes playas en parajes paradisíacos.

Sin embargo, existen algunos de estos 'espejos de agua' construidos por el hombre capaces de desafiar la belleza y el confort de las mejores costas a lo largo del mundo.

Se trata de una `carta` con cinco opciones ideales para el nadador exigente y de gusto selecto; y también, especiales para los amantes del lujo, que disfrutan tomar el sol y relajarse tomándose un cocktail a la orilla de los más exóticos panoramas.

Por ejemplo, en Indonesia podrá practicar el nado mariposa en jardines colgantes, al mejor estilo de la vieja Babilonia; solo que entre cultivos de arroz.

En Chile, podrá medir su resistencia en una piscina tan extensa, que perderá de vista su límite, casi como el oceano que la enmarca. También podrá disfrutar en Islandia de una gran laguna artificial que mantiene el agua en una temperatura de 40 grados centígrados todo el año, aún en pleno invierno. O nadar por los aires de Singapur.

San Alfonso del mar, la más grande
San Alfonso del Mar es un complejo ubicado en Algarrobo (Chile) que cuenta con 1.000 apartamentos ubicados a lo largo de 11 edificios, todos orientados hacia el mar y con vista a la piscina que ostenta el récord de la más grande del mundo. Mide un kilómetro de largo, ocho hectáreas y contiene 250 millones de litros de agua, lo que equivaldría a 6.000 piscinas familiares juntas. Además, sus aguas saladas tienen la transparencia y el intenso color turquesa de los mares tropicales, que la enmarcan, gracias a una avanzada tecnología.

Ubud, colgando como en Babilonia
El Ubud Hanging Gardens es un resort en Bali, isla y provincia de Indonesia, con 38 villas con piscina privada ubicadas en las escarpadas terrazas de arroz de Ubud, el centro de la cultura y las artes en Bali. Además de las piscinas interiores de cada villa, el recinto cuenta con otra espectacular, que se funde en el horizonte con la selva tropical y que se distribuye en dos niveles. Los jardines, concebidos por el arquitecto paisajista John Pettigrew, destilan la esencia de los trópicos, que rodean al bañista y lo sumergen en una atmósfera mágica.

Blue Lagoon, un baño termal todo el año
Blue Lagoon es un lago artificial en Islandia, en la península de Reykjanes. Sus aguas termales, ricas en minerales como el sílice y el azufre, atraen a miles de turistas como si se tratara de un balneario natural. La laguna, con una temperatura de 40 grados centígrados, tiene esas propiedades gracias a la salida de agua próxima a la planta de energía geotérmica Svartsengi. Además, tiene fama de ayudar a personas con enfermedades en la piel como la psoriasis. El Blue Lagoon abre al público durante todo el año de 10 a 20 horas y la entrada cuesta unos 25 euros.

Four Seasons, con vista a los acantilados
Esta se trata de una piscina de dimensiones algo más contenidas pero no menos espectacular. Especialmente porque brinda la posibilidad de disfrutar un atardecer en el corazón de acantilados. Se encuentra en el lujoso hotel Four Seasons Costa Rica de 5 estrellas, en la Península de Papagayo. El hotel cuenta con distintas piscinas de las cuales la más espectacular es la elevada que parece fundirse con el mar, usando la misma tonalidad a través del suelo que recubre su fondo. El hotel cuenta también con un espectacular campo de golf.

Marina Bay, nadando entre rascacielos
Marina Bay Sands es un complejo de edificios de Singapur, localizado frente a Marina Bay y desarrollado por Las Vegas Sands, que está considerado como el casino aislado más costoso del mundo (valorado en 4.500 millones de euros incluyendo el terreno). El núcleo del complejo está formado por tres torres independientes de 55 plantas destinadas a hotel, y finaliza en uno de los lados en la mayor plataforma pública en voladizo del mundo. Sobre ella se sitúa un parque al aire libre, Sands SkyPark, que cuenta con la piscina elevada más larga del mundo.