Conozca las principales recomendaciones para los nuevos corredores

Alexander Obando

La monotonía y el ritmo de vida de las grandes ciudades es una de las razones por las que muchos ven la necesidad de practicar un deporte. Una actividad deportiva puede convertirse en la mejor terapia anti-estrés.

Además se generan nuevos hábitos y se trazan nuevas metas, a partir de ahí, cambia nuestro entorno, amigos, rutina, alimentación etc. Y son estos nuevos deportistas los que más necesitan orientación.

Deben saber que no hay que correr a diario sino que hay que descansar al menos tres días en la semana; que la respiración irá mejorando poco a poco. Inicialmente se inhala por la nariz y se exhala por la boca y a medida que el esfuerzo aumenta, no será suficiente el aire que entra por la nariz y se tomará otro tanto por la boca.

Una recomendación para el final del entrenamiento es no detenerse de golpe; es necesario continuar en movimiento con un trote suave mientras se normaliza el ritmo cardíaco.

El gusto por el ejercicio físico se va adquiriendo y será difícil buscar una disculpa para no cumplir con los entrenamientos, pero si así fuera (bien sea por cansancio, inconvenientes, o simplemente una mala noche), lo mejor es simplemente reducir la intensidad de la jornada. Si se siente algún dolor o molestia fuerte es mejor descansar unos días, de lo contrario, podríamos estar provocando una lesión que nos 'suspenda' un mes completo.

Al momento de correr los puños no deben ir cerrados y las manos deben ir ligeramente sueltas. Es necesario correr con el tronco derecho para que el desplazamiento sea más efectivo y no se ejerza tanto peso sobre las piernas.

También es muy importante calentar antes de estirar realizando movimientos articulares de todo nuestro cuerpo. En cuanto a los estiramientos, hay que tener en cuenta que la mejor manera de hacerlos es tensionando el músculo de manera progresiva y constante por unos segundos, en vez de hacer tirones que maltraten el músculo