Conozca los factores que determinan el color de un vino y las características de su sabor

Desde mañana y hasta el próximo sábado se llevará a cabo Expovinos 2018.

César D. Rodríguez Flórez - cdrodriguez@larepublica.com.co

Aunque la cerveza y el aguardiente son los licores predilectos en Colombia, durante los últimos años el consumidor local le ha abierto las puertas a productos que en otros países son los favoritos, por ejemplo, el vino.

Por eso diferentes marcas, viñedos y productores han apostado por el mercado colombiano para ofrecer algunas de sus mejores referencias en restaurantes, cavas, tiendas especializadas, y supermercados, así como en eventos en el que esta bebida es la protagonista.

Tal es el caso de Expovinos, una de las ferias de vino más importantes del país e incluso de la región, que este año llega a su edición 13, que se realizará entre este miércoles y sábado en Corferias.

Teniendo en cuenta la diversidad del producto, no solo en sabores sino en aspecto y tonalidades, la versión de este año se llevará a cabo bajo el lema ‘Los colores del vino se toman Bogotá’.

Durante el encuentro, los invitados podrán encontrar más de nueve tonalidades de vino, cada una de ellas con características totalmente diferentes, según sus ingredientes y su proceso de elaboración.

No obstante, todas las referencias girarán en torno a tres opciones, los vinos blancos los rosados y los tintos.

Los primeros de ellos se caracterizan por ser mucho más refrescantes. Tienen toques ácidos, florales y frutales, “aunque cuando envejecen también pueden tomar tonos a miel o vainilla”, explicó Mario Puchulú Giacca, enólogo y consultor principal de Expovinos.

Por su parte, los rosados vienen de la uva tinta, y también cuentan con toques refrescantes y en ocasiones espumosos, “ideales para un país tropical como Colombia”, añadió el experto, quien explicó que los tintos son los más cambiantes, pues en su proceso de elaboración varía mucho el sabor de cada referencia, pasando por sabores frutales suaves hasta a maderosos más complejos.

Blancos 
Según explicó el enólogo y consultor principal de Expovinos, Mario Puchulú Giacca, los vinos blancos, aunque no sea tan notorio, cuentan con una variedad importante en cuanto a sus tonalidades. “Inicia en el blanco muy claro verdoso con algunos sutiles reflejos acerados caso de un sauvignon blanc joven, pasando por una larga gama de amarillos delicados y brillantes, hasta los vinos blancos particulares como los botritizados donde el color asume tonos de color amarillo oro profundo y muy brillante”, explicó el experto. Entre estas referencias se destaca el Sauvignon Blanc de la marca exclusiva del Grupo Éxito Cefiro, así como el Sauvignon Blanc, un vino de Importador: Santa Rita Casa Real. Ambas estarán en Expovinos 2018.

LOS CONTRASTES

  • Mario Puchulú Giacca Enólogo y consultor principal de Expovinos

    “La tonalidad de los vinos es la característica que más fácil identifican los catadores, a diferencia del sabor o la denominación de origen”.

Rosados 
Los tonos rosados dependen entre otros factores, de la cepa, del método de elaboración y también del corto contacto del hollejo con el mosto, que en oportunidades no superan algunas pocas horas, explicó el experto Puchulú Giacca. Aunque no es un vino con mucha fuerza en el mercado colombiano, las tendencias y el impulso por probar nuevos sabores le han abierto un lugar con tonos un poco más suaves y delicados, a diferencia de los rosados europeos, particularmente los de la costa mediterránea, los cuales han apuntado a los tonos con acentos de color rosa viejo con mucho más brillo. En la feria los visitantes podrán encontrar referencias de marcas como la Gèrard Bertrand Rosé o el Lealtanza Rosado.

Tintos
Los tintos, dependiendo de muchos factores, recorren una paleta de colores, que van desde los tonos violáceos oscuros, los rubí muy brillantes (de mayor o menor intensidad), hasta los tintos de guarda en los que aparecen tonos de rojo granate bien definido. El color rojo ladrillo, o teja, en muchas oportunidades es parte de un tinto que ya ha cumplido su ciclo de vida. Los vinos más jóvenes tienen una carga frutal más fuerte, mientras que los más añejos tienen una carga de madera que los vuelve un poco más complejos, teniendo en cuenta que “cuentan con una guarda en botella y en madera. Una sumatoria que se convierte en el toque que los vuelve más complejos de consumir”, apuntó el enólogo Puchulú Giacca.

TEMAS


Gastronomía - Expovinos - Corferias - Licores