Consejos para ser ejecutivo y no sufrir un infarto en el intento

Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co

El caso del vicepresidente de la República Angelino Garzón, quien se encuentra interno en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Reina Sofía, alerta sobre los riesgos de afecciones cardiacas a las que se exponen los altos ejecutivos y directivos con agendas ajetreadas y sin tiempo para cuidarse.

El del vicepresidente no es un caso aislado. Por infartos, hipertensión y problemas coronarios mueren 17 millones de personas al año, según la Organización Mundial de la Salud. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en Colombia, calculadas en 130 casos por cada 100 mil habitantes según el Departamento Nacional de Planeación.

Situación que queda olvidada detrás de reuniones de negocios, control al desempeño de los colaboradores, revisión de informes, cumplimiento de metas y permanente conexión con las directivas; son algunos de los factores por los cuales los ejecutivos no se permiten el lujo de perder un minuto de su jornada, ni siquiera para realizarse chequeos preventivos de salud. El desgastante trabajo ha hecho, según expertos consultados por LR, que los empresarios dejen de asistir regularmente al médico, e incluso que se les olvide alimentarse bien.

¿Pero cómo hacer para cuidarse sin tener que dejar de lado las múltiples responsabilidades que exige un rol directivo? Los expertos coinciden en que lo principal que debe hacer un hombre de negocios para prevenir enfermedades cardiovasculares es mantener una alimentación sana y balanceada. Además, 30 minutos de ejercicio físico cuatro días a la semana puede contribuir enormemente a evitar que la jornada laboral acabe en una camilla.

La Sociedad Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) ha dictado 7 parámetros que deberían tomar en cuenta las personas para prevenir, en el futuro, enfermedades cardiacas. Dentro de ellos: no fumar, examinar su presión arterial con frecuencia y mantenerla en menos de 120/80 mm Hg, entre otros. La doctora Isabel Cristina Rosero, médico nutricionista, sugiere que la actividad física con ejercicios de tipo cardio son los ideales para prevenir enfermedades como la que mantiene en vilo al vicepresidente. 'Si las personas realizan mínimo 30 minutos de ejercicio durante cuatro días a la semana, reducirán de una forma muy importante el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular. A esta intensidad deportiva hay que sumarle una buena alimentación', dijo la experta.

Según el doctor Carlos Hernán Camargo, jefe de urgencias de la Fundación Cardio Infantil, todas las personas deberían realizarse chequeos preventivos para evitar enfermedades cardiacas.

'Independientemente de nuestras actividades o tiempo disponible , todos debemos tomar las mismas acciones de prevención frente al riesgo cardiovascular, evitando o retrasando el desarrollo de 3 grandes grupos de patologías: el primero de ellos es la enfermedad coronaria, el segundo es la enfermedad cerebrovascular y por último la enfermedad vascular periférica', precisó Camargo.

De acuerdo con el experto, existen tres niveles de estrategias de prevención para evitar los riesgos de enfermedades cardiovascular. La primera estrategia se centra en la población general. Como segunda instancia, hay estrategias para la población de riesgo y por último, hay estrategias complementarias de prevención secundarias para que las personas que ya han tenido eventos de enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular o patología vascular periférica no desarrollen nuevos eventos o complicaciones.

Una de las recomendaciones más importantes es que, por más trabajo que se tenga, los hombres de negocios deben asistir con frecuencia al médico para controlar y minimizar cualquier riesgo. Para Camargo, 'todo lo anterior implica que en general entre los 30 y los 40 años se acuda al médico cada 2 años, y por encima de los 40 años anualmente para ver como evoluciona el riesgo'.

Mantenga una alimentación sana

Uno de los principales cuidados que usted debe tener es el de la comida. Para ello 'debe tener una dieta rica en proteínas, ensaladas, baja en sal y en bebidas gaseosas', indicó Isabel Rosero.

Y es que con esas rutinas tan extenuantes, muchas veces a los ejecutivos incluso se les puede olvidar que tienen que comer, y esto también impacta el corazón. Para la experta en nutrición, 'es primordial que este tipo de personas que no tienen el suficiente tiempo hagan 5 comidas. El desayuno debe ser muy sano, a la media mañana es ideal comerse una fruta, el almuerzo debe ser balanceado, en la media tarde podrían comerse un queso y por la noche bastante proteína y ensalada'.

La opción de los `chequeos ejecutivos`

Los empresarios suelen permanecer con su agenda ocupada casi las 24 horas,como seguramente le pasó al vicepresidente Garzón. El tráfico y la extrema ocupación los lleva a considerar que una ida al médico quita demasiado tiempo. Para ellos, sitios como la Clínica del Country, la Fundación Santa Fe y la Fundación Cardioinfantil han creado kits preventivos que permiten realizarse todos sus chequeos en tan solo 8 horas. A los pacientes se les efectúan más de 20 procedimientos en los que se dictaminará su estado de salud, en una completa radiografía por especialistas. Este servicio cuesta alrededor de $1,5 millones.