El auge de las barberías mueve US$280 millones al año en el mercado colombiano

El boom de los establecimientos de belleza masculina tomó fuerza desde hace cuatro años

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

El origen de los barberos se remonta a la Europa Medieval. En esa época había una ocupación conocida como cirujano-barbero, quienes se dedicaban a ella tenían la tarea de extraer muelas, cortar la barba y el pelo, pero con el paso de los siglos esta ocupación fue enfocándose exclusivamente en el sector de la belleza masculina y se extendió por todo el mundo.

A pesar de ser una profesión centenaria, hasta hace apenas ocho años, en Colombia, exactamente en el centro de Bogotá en el Galax Center, se sentaron los cimientos de las hoy reconocidas barberías, gracias a la influencia de la diáspora del Pacífico que llegó a la capital y trajo nuevas ideas de cortes de cabello, contó Mauricio Poveda, uno de los líderes de los barberos en Bogotá, dueño de 0522 Barbershop y de la Academia Barber Training Bogotá.
Pese a sus inicios, fue hasta hace cuatro años cuando estos establecimientos se hicieron más visibles, porque empezaron a ubicarse con mayor frecuencia en los barrios de todo el país hasta consolidar un negocio que mueve US$283,2 millones al año en Colombia, y que da vida al renombrado boom de las barberías.

Según cifras de la Cámara de la Industria Cosmética y de Aseo de la Andi, en el subsector de aseo para hombre, el valor de los productos del posafeitado masculino fue de US$4 millones (2017) y va en US$4,2 millones en 2018; los artículos de preafeitado para hombre facturan US$9,7 millones (en cada año), y las cuchillas de afeitar para caballeros alcanzaron US$135,1 millones en 2017, y US$143,2 millones en lo que va de este año.

Los anteriores datos permiten afirmar que en 2017 solo el mercado total de afeitado masculino movió US$148,8 millones, y en lo que va corrido de 2018 el monto ha sido de US$157 millones. Sin embargo, las anteriores categorías no son las únicas que se deben tener en cuenta a la hora de hablar del boom de las barberías, pues en este movimiento también entra la oferta de productos para el cuidado del cabello para hombres que movieron en 2017 US$21,4 millones y en 2018, US$21,9 millones. Además, los artículos especializados en el cuidado de la piel de los caballeros sumaron en 2017 y 2018, US$1,5 millones cada año. Por último, las fragancias masculinas premium registraron ventas por US$96,1 millones el año pasado y US$102 millones en los meses de 2018.

Estos datos crean el coctel perfecto que da vida al negocio local de las barberías, el cual ha movido en lo corrido de este año US$283,2 millones y sumó US$267,8 millones en 2017. Esto demuestra que el sector de la belleza masculina ha crecido 5,7% entre los periodos.

Juan Esteban Urrego, director ejecutivo de Fenalco Bogotá Cundinamarca, explicó que “el boom de las barberías es un tema de moda. La gente está volviendo a usar la barba, gracias a la influencia de actores, futbolistas y cantantes, entre personajes famosos”.

Para hacerse una idea del número de barberías que puede haber en el país es necesario tomar como referente a Bogotá, donde, según Poveda “hay alrededor de 4.000 locales”. Sin embargo, es difícil conocer la cifra exacta porque pulula la informalidad. De acuerdo con datos otorgados por la Cámara de Comercio de Bogotá, en la ciudad hay 6.508 establecimientos de comercio activos y renovados de peluquerías y otros tratamientos de belleza, cifra menor a la de 2017, cuando se registraban 6.120. A su vez, durante este año, la CCB tiene en su base de datos que hay 7.462 personas naturales que renovaron su matrícula mercantil bajo la actividad económica de peluquerías, mientras que tan solo hay 252 bajo la figura de personas jurídica, números que explican que la mayor parte de quienes emprenden este negocio son personas de a pie.

Según los protagonistas de la industria, la proliferación de estos establecimientos en el país está relacionada con que el mercado por el aterrizaje de marcas como Ego, que desde hace más o menos 8 años llegó con una oferta de productos especializados en el cuidado corporal masculino.
Desde ese momento hasta hoy, los cosméticos dirigidos a caballeros aumentaron y cada vez hay más marcas como Nivea For Men, Gillette, entre otras, que han abierto el espectro del negocio dirigido a los hombres, hasta el punto de que los sacaron de las peluquerías tradicionales y los trasladaron a las barberías, “lugares en donde los caballeros se encuentran con una experiencia de belleza pensada para ellos”, aseguró Juan Carlos Castro Lozano, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Cosmética y de Aseo de la Andi.

El servicio allí es todo un ritual, pues al ingresar los hombres son recibidos con una bebida masculina: cerveza o whisky. Además, son atendidos por profesionales que cuentan con la experiencia y la técnica para realizar cualquier tipo de corte y diseño en la barba que se les solicite. Por ejemplo, en la actualidad, los barberos tienen los conocimientos para ofrecer peinados del estilo europeo, que son tendencia en este momento.
La experiencia se complementa con música como rock, series y programas de televisión rudos, y una ambientación que los hace sentirse en un lugar exclusivo para hombres. Esto se vive, sobre todo, en las barberías premium.

Allí, hoy en día nueve de cada 10 hombres las visitan en busca de encontrarse con estilos que tienen sus cantantes y referentes de moda favoritos. “El 1% de hombres que no elige los servicios de estos lugares se debe a que optan por tomar estos servicios en sus peluquerías de toda la vida, o simplemente, se quedan en su casa”, concluyó Poveda.

El ingreso por corte de cabello en las barberías reconocidas, generalmente inicia desde $35.000, un negocio que al día, según Poveda, puede llegar a dejar utilidades diarias de hasta $600.000. La utilidad suena atractiva, pero los barberos tienen que invertir desde $15 millones en sus locales.

Una mirada académica al negocio
Ha sido tanto el boom de las barberías en el país que cada vez gana más terreno como industria, lo que hace que sea necesario evaluar sus retos como sector. A raíz de esto, el análisis de este oficio que nació en Europa estará sobre la mesa por segunda vez en el evento de Belleza y Salud 2018, que se llevará a cabo del 3 al 7 de octubre en Corferias. A esto se suma que en cada ciudad hay un líder de barberos, quienes están haciendo planes para tener un gremio nacional.

LOS CONTRASTES

  • Mauricio PovedaDueño de 0522 barbershop

    “Hoy en día, el cuidado masculino se ha convertido en una necesidad, por esto, hay un aumento de barberías y productos para hombre”.


  • Juan Carlos Castro LozanoDirector ejecutivo de la }cámara de Cosmética y Aseo de la Andi

    “El boom de las barberías en el país también tiene su explicación en que hay una tendencia internacional de estos establecimientos”.

 

TEMAS


Fenalco - Cámara de Comercio de Bogotá - Bogotá - Barberías - Colombia - belleza