El desafío del Tri Atleta

Alexander Obando

De la misma manera que algunas personas buscan llevar el atletismo a nuevos niveles con pruebas como las ultramaratones, otros deportistas deciden combinar varios deportes.

El triatlón, por ejemplo, combina natación, ciclismo y atletismo en una misma prueba. Existen triatlones de varias distancias: Desde los sprint, que duran un poco más de una hora, hasta los legendarios Iron Man, en el que los mejores terminan en 8 horas. Para estos deportistas el entrenamiento tiene un reto adicional, ya que es necesario buscar distintos escenarios (son 3 deportes diferentes, que trabajan distintos grupos musculares).

El atletismo para los triatletas requiere mucho trabajo ya que se realiza después de la natación y el ciclismo, o sea que tal vez se podría decir que se enfrenta el recorrido con 'la reserva de energía'.

Se deben hacer ejercicios de fuerza con mayor frecuencia; además, todo atleta debe mejorar su 'vuelo de carrera', es decir, cuando la potencia muscular -impulso contra el suelo y hacia adelante- le permite que por un momento en cada zancada, se mantenga suspendido en el aire sin ningún apoyo.

La longitud de la zancada es lo que se consigue al avanzar en cada paso; por eso debe ser larga ya que es un factor crucial en la velocidad. Un buen entrenamiento que potencie la zancada hará que con la misma cadencia se obtengan mejores resultados. Un buen consejo para lo anterior es realizar repeticiones cortas y rápidas con descanso entre ellas.

El entrenamiento para un triatleta requiere mucha fuerza, técnica, intensidad y volumen. Es necesario combinar estos factores y tener en cuenta que la natación y el ciclismo hacen que la postura del deportista cambie-un reto adicional que costará mucho trabajo al principio.