El día del Idioma se celebrará leyendo a Rafael Pombo

Colprensa

Todo está listo para la celebración este lunes, en la cual se conmemorarán los cien años del fallecimiento de este reconocido personaje, el poeta de los niños, leyendo algunas de sus más reconocidas obras.

A esta jornada se le ha denominado “El 23 de abril, leer a Pombo es mi cuento”, logrando una gran aceptación dentro de las instituciones que trabajan con niños y jóvenes de todo el país.

Hasta la fecha, 250 entidades públicas y privadas se han inscrito en el portal www.mincultura.gov.co/pombo, para unirse a esta gran lectura nacional que se desarrollará el día del libro y del idioma.
 
Alcaldías, colegios, bibliotecas, casas de la cultura y fundaciones de 20 departamentos del país ya tienen listas sus actividades de lectura, teatro, danza, pintura y música para rendirle homenaje a Rafael Pombo en el centenario de su muerte. 
 
Para participar, cada entidad debe organizar y convocar a sus niños y jóvenes a leer los poemas de Rafael Pombo proporcionándoles los textos y, si se quiere, realizando otro tipo de actividades culturales que complementen la conmemoración.
 
Luego de preparar la jornada, cada entidad deberá llenar el formulario de inscripción que se encuentra en el portal del Ministerio de Cultura. Con este registro se busca tener un panorama sobre la cantidad de instituciones y de personas que se unieron a la conmemoración, los títulos más leídos de Pombo y los lugares en los que la gente se reúne a leer.
 
No tener los libros de Pombo no podrá ser excusa para no participar en esta gran jornada, pues las entidades pueden articularse con las bibliotecas públicas para realizar sus actividades en estos recintos. 
 
Otra opción que propone el Ministerio de Cultura, es bajar de la página web www.mincultura.gov.co/pombo/ los textos del libro ‘Leer es mi cuento 2, Con Pombo y platillos’, que está disponible gratuitamente para que la gente conozca un poco más sobre la obra del escritor colombiano. 
 
Otras entidades como la Fundación Rafael Pombo, la Biblioteca Luis Ángel Arango y el Ministerio de Educación también tienen disponibles los textos virtuales de este autor.