El juego de ping-pong ‘resucita’ de la mano de las celebridades en los Estados Unidos

Expansión

Desde que la actriz Susan Sarandon abrió su propio club en Nueva York, el tenis de mesa causa creciente furor entre los famosos. Es deporte olímpico, y un buen antídoto para el sedentarismo de oficina.

¿Alguien se acuerda de cómo eran los billares? Pues el local que regenta Sarandon desde el 2009 en Nueva York, el Spin Galactic, es su versión postmoderna.

No se fuma, por supuesto. En las mesas no se hacen carambolas sino que se juega al ping-pong, con lo que además se aprovecha para practicar algo de ejercicio. Abundan los ejecutivos.

Las luces de neón se esconden detrás de lámparas de papel chinas. Y hasta se ven desfiles de moda. También hay que contar con la presencia de la propia actriz, que sustituye a ese tenebroso señor que daba la sensación de que no conocía vida detrás de la barra, mientras que el que está aquí al mando sabe preparar desde un gin fizz hasta cocteles con Amaretto.

Sarandon explica en tono de broma por qué el ping-pong es tan cool: 'No te tienes que poner las zapatillas de otros, como cuando vas a echar una partida de bolos; puedes jugar en cualquier estado, incluso si has bebido alguna copa, y tampoco conoce clases: puede jugar desde un niño hasta un director de banco'.

Muy ilustrativo.
No obstante, preferimos acudir a su socio, Jonathan Bricklin, para saber cómo surgió esta historia. 'Lo que hemos hecho ha sido dar la vuelta al típico club de ping-pong para que sea un sitio donde te apetezca pasar la tarde, de forma que el propio deporte pueda despertar el interés en alguien que no haya jugado en su vida, y acuda sólo a estar con amigos', señala desde el sótano que ocupa el local, cuya única ventana mira a los pasillos de una parada de metro neoyorquina.

El Spin Galactic, que también tiene sedes en Toronto y Milwaukee, es distinto a todo. Sólo hay que ver la que se gesta los viernes por la noche: 'Organizamos un torneo con los mejores jugadores que se encuentren en Nueva York en ese momento, y el ganador se lleva US$500. Para entrar en calor, el DJ pone música y entre los partidos hay una gran variedad de espectáculos. Puede ver concursos de bailes, performances, monólogos de humor…', explica el empresario. De hecho, tanto este día como los sábados abre desde las 11 de la mañana hasta bien entrada la madrugada (alrededor de las 4.00). El resto de la semana se cierra a medianoche, aunque para entonces muchos de los aficionados, que pagan 15 ? por alquilar media hora la mesa -o 50 ? al mes en el caso de los socios-, han tenido tiempo de sobra de cenar algo en el restaurante del local.

SUS CLIENTES FAMOSOS
Bricklin define el lugar como un negocio joven y excéntrico que conecta con el espíritu de Nueva York. Así, ha atraído hasta sus mesas a celebridades como el cantante Axl Rose, las actrices Geena Davis y Scarlett Johansson, y la modelo Kim Kardashian junto al jugador de baloncesto Kris Humphries, quienes disputaron una partida poco antes de casarse y divorciarse. La coreana Soo Yeon Lee se encuentra también en este selecto grupo de visitantes. Además de modelo y actriz, es jugadora profesional de ping-pong, deporte que comenzó a practicar a los nueve años y que la ha llevado a participar en varios campeonatos internacionales.

Fuera del Spin Galactic, el tenis de mesa, como se denomina de forma oficial, es un deporte que tiene de aficionados, entre otros, a Bill Gates -que no se pierde ningún partido internacional-, el rey Gustavo de Suecia, el presidente estadounidense Barack Obama, el crack Cristiano Ronaldo y el actor Edward Norton, quien llegó a viajar a China para entrenarse con los mejores (hoy en día, es el país que se lleva todas las medallas). Y mucho antes que ellos, su principal fan fue el tenista Fred Perry, quien desarrolló este deporte en Reino Unido, donde comenzó a jugarse golpeando la pelota con tapas de cajas de puros en un aburrido día de lluvia, cómo no.

Aunque en Colombia se practica de manera profesional el tenis de mesa, y se encuentra La Liga de Tenis de Mesa y salones de clubes como el de Ecopetrol, O`Globo, Palos Club, entre otros, para jugar, no hay -todavía- nada que se parezca al Spin Galactic de Nueva York. Una de las tenimesistas destacadas es la vallecaucana Paula Medina, quien recientemente se convirtió en la deportista número 91 por el país para los próximos Juegos Olímpicos de Londres-2012.

VENTAJAS DE JUGARLO
'Es un deporte que pueden practicar casi todas las personas, no exige ser un experto o un duro en el tema para pasar un rato divertido. Y así sea un deporte de mesa, se hace ejercicio, se suda y se siente bien', explica Phillip Scholz, diseñador y director de arte de la revista Bocas, quien es un aficionado del juego.

Además no es para nada complicado conseguir el equipo, con el que puede jugar todo el mundo. 'Solo se necesitan unos buenos tenis y listo', comenta Scholz, quien hasta hace poco vivía en Nueva York y solía frecuentar este tipo de lugares en la Gran Manzana para jugar con sus amigos mientras se tomaba unas copas.

'Desde siempre me ha gustado. Cuando pequeño estudié en el Colegio Andino y estaba en clases y participaba en torneos. En Colombia está aún lejos de ser una tendencia. No hay sitios públicos chéveres donde jugar. Yo tengo una mesa en mi casa y juego todos los fines de semana, a menos de que llueva. Hace un tiempo hacía martes de ping- pong, invitaba amigos, tomábamos cerveza, pedíamos comida y jugábamos hasta tarde en la noche', relata el aficionado.

En Colombia se consiguen mesas en Deportes Bustamantes, Homecenter, y hasta en Falabella.

Puma también le apuesta al tenis de mesa
En colaboración con el estudio neoyorquino Aruliden, la marca deportiva Puma ha producido una serie de mesas para jugar ping-pong con mucho estilo. Las mesas se han convertido en la envidia de los sótanos en todos los penthouses. Su estilo moderno y el impacto gráfico la convierten en un objeto de diseño único para decorar cualquier sala. Puede comprar la mesa en www.conranusa.com